14 sept. 2015

, ,   |  6 Comentarios  |  

Mermelada de higos, clavo y canela.

Y es que es tiempo de conservas.
Manzanas, peras, higos, tomates, limones y melocotones han pasado por mis manos para acabar dentro de mi despensa, formando una bonita y colorida hilera de mermeladas. Ya tengo caprichos para todo el invierno.

Esta mermelada es resultado de otro antojo. Cuando Loreto subió la foto de su marmita llena de higos en plena mermelada, se me hizo la boca agua, y como tenía higos cerca, me puse manos a la obra.

Si aun tenéis higueras tardías cerca, no la dejéis pasar, porque os aseguro que no os arrepentiréis. Hacer conservas ya en sí, es un absoluto placer, no os cuento ya cuando destapáis un  bote y saboreáis el final de verano, o cuando lo ofrecéis como regalo.



Esta vez han sido higos negros, pelados, y azúcar moreno -era la única que tenía a mano-, aunque con azúcar blanca queda igual de bien,

Ingredientes:

800 gramos de higos pelados y cortado en trocitos.
200 gramos de azúcar moreno*
1 cucharada de canela en polvo
3 clavos de olor enteros
El zumo de 1 limón

Además necesitamos una cacerola con el fondo grueso, una cuchara de madera, tres botes de cristal con sus tapas en perfecto estado, un cazo de servir, una cacerola con agua para hervir los botes y agua.

Preparación:

Preparar la cacerola para hacer la mermelada. Lavar los higos, y pelarlos con cuidado.
Yo los suelo partir en cuatros y luego esos cuartos en dos. No me gusta meter la batidora a las mermeladas, pero sí me gusta encontrar algunos trocitos de fruta. Pero podéis partirlos como más os guste.


Una vez que estén todos pelados y cortados, ponemos por este orden, el azúcar, la canela, los calvos y el zumo de limón ( con cuidado de que no caigan las pepitas claro).

Desde entonces es cuestión de a fuego fuerte, primero y a fuego medio - bajo más adelante ir removiendo, con la cuchara de madera, para que no se peque y hasta que tengamos la textura que deseamos.

Pondremos mientras se hace la mermelada, una cacerola amplia con agua a hervir, y en su interior los botes y las tapas que tendremos que esterilizar. Cuando rompa el hervor, lo dejaremos al menos 15 minutos. Luego sacaremos a un paño limpio y boca abajo los dejaremos templar y secar.

Cuando la mermelada tenga la textura que deseamos, siempre removiendo con cuidado, cada vez con más frecuencia para evitar que se queme, daremos la vuelta a los botes y con el cazo de servir, los llenaremos justo hasta donde comienza la rosca. Seguidamente pondremos la tapadera bien enroscada.
Desde ahí tenemos 2 opciones, o bien poner boca abajo durante 24 horas. O devolverlos a la cacerola donde los esterilizamos y dejarlos que vuelvan a romper hervor otros 15 minutos.

Después de eso, solo me queda preguntaros, ¿desayunamos?

Besos.
Bego.

* Tan solo 200 gramos porque los higos eran caramelo, y no quería un resultado demasiado empalagoso y denso.
** Los clavos se deshacen durante la cocción. También tenéis la opción de triturarlos en el mortero.

6 comentarios:

  1. Es una mermelada muy buena y mas con este punto muy sutil que le aportan el clavo y la canela y que me gusta.De esta manera la podrás saborear mas tiempo durante todo el año.
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Esta mermelada es una pasada y el juego que da. ÑLos míos siguen un poco verdes, por aquí nos maduran más tarde y aún debo esperar un poco, pero tengo muchas ganas de hacer esta mermelada. Besotes y bonitas fotos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta hacer conservas de frutas verduras y hortalizas, me considero una adicta sin remedio. Esta mermelada de higos con el toque de clavo me ha encantado. Gracias por compartirla

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Que rica y espesita te quedó, son de mis preferidas con higos.Bssss

    ResponderEliminar
  5. Hola Bego, la mermelada de higos ha de ser de mis favoritas, tu receta me pareció fantástica y llevas toda la razón al ponerle poco azúcar, que es cierto que no precisan más, tomo nota del detalle! Un beso

    ResponderEliminar

Te has tomado la molestia de venir hasta aquí, así que muchas gracias.
Siento enormemente que si no estás registrado no puedas hacer ningún comentario, pero la avalancha de spam, me ha hecho tomar esta opción.
Si quieres puedes escribirme un correo a acdelhorno(@)gmail.com y gustosamente publicaré tu comentario y responderé tus cuestiones.

Este blog no participa en premios, memes ni cadenas. Aunque quedo muy agradecida a todos los que piensen ellos para mi.

Cualquier cosa que quieras aportar (sugerencias, correcciones, ect...) sera bienvenida y tomada en consideración. Si lo que tienes es una pregunta, déjame tu mail por favor, así podré responderte directamente.

Muchisimas gracias, otra vez,por tu tiempo.