15 abr. 2015

, ,   |  5 Comentarios  |  

Receta de tomate frito casero [ como el de mi abuela]

Si señor tomate frito como el que se tomaba cuando mi abuela vivía en el campo, tiempos que no me apetece recordar más que por las cosas tan ricas que Doña Ana preparaba en aquella cocina en la que necesitaba un cajón para llegar al fregadero. 

Tiempos aquellos en los que, cuando me dejaban meter las manos bajo el grifo del fregadero para fregar, era feliz, porque en esa casa ( bueno, en todas las casas de las mujeres de mi familia materna) la vida se hacía en la cocina. Meter las manos para fregar los platos era algo así como ser mayor, ¡¡ Ay!! Como me gustaría volver a ser pequeña!!! 

Bien os podía haber contado que esta es una receta fácil y rápida. Aunque me temo que eso no sería hacer horno a la verdad.

Es sencilla, y lenta. Es de esas recetas que merecen la pena poner en marcha cuando hay excesos de tomates maduros en casa. En nada tenemos el verano encima y los barquillos de tomates no pararan de llegar a la cocina -gracias a Dios- y no me faltarán tomantes fritos para el resto del año.

Son uno de mis fondos de alacena imprescindibles: un par de cucharadas a un sofrito, para cocinar pescado dentro, para añadirle albóndigas, como base para una pizza, para añadirle un poco de pollo en salsa que sobró, con pisto, con judías verdes... o para el tan socorrido "huevo cuajado en tomate" . Y a pesar de que me pongáis caras para las tostadas, si, las tostadas ¿habéis probado unas tostadas de buen pan blanco, con un par de cucharadas de este tomate a medio freír?? Me río yo de las exquisiteces francesas, 

Tomate frito casero


Ingredientes:
2 kilos de tomates de pera bien maduros*
75 ml de aceite de oliva virgen
1/2 pimiento rojo
1 diente de ajo
1 cebolla blanca
1 copita de fino 
Sal y pimienta

Además necesitamos, una cacerola donde quepan holgadamente para freirlos sin problemas de salpicaduras, una cacerola con agua para escaldar los tomates, otra con agua fría, una fuente amplia, un cuchillo, una tabla, y una cuchara de palo.

Preparación:

Comenzaremos por poner la cacerola con agua a hervir, para escaldar los tomates.
Retiraremos la piel del ajo y lo picaremos fino.
Pelaremos la cebolla y la cortaremos fina, también.
Lavaremos el pimiento rojo, y lo cortaremos en trozos groseros.

Pondremos la cacerola donde los vayamos a freír, con el aceite a fuego medio y pondremos primero el ajo y cuando empiece a dorar la cebolla y el pimiento. Lo dejaremos sofreír mientras escaldamos los tomates y los pelamos.

Para escaldar los tomates, les haremos una cruz en la base, los meteremos en agua hirviendo durante 30-45 segundos. Los sacaremos al agua fría y los pelaremos.

Después, partiremos los tomates en trozos generosos, no los haremos picadillo ( hay es donde está el secreto de esta receta). Para ello primero los partiremos por la mitad, los estrujaremos para quitar parte del jugo ( así habrá menos agua en la cocción y freirán antes - y de camino os tomáis un jugo de tomate natural que está exquisito) y cada mitad la partiremos el 3 o 4 trozos, y a la cacerola. Añadimos entonces una cucharadita de café de sal y otra de azúcar, para restar acidez.

Durante unos 15 minutos los tendremos a fuego alto, para que se consuma el jugo, removiendo de vez en cuando para que no se nos peguen. Después bajaremos el fuego, añadiremos el vino, y los dejaremos freír hasta que alcancen la concentración que nos guste. 

Probaremos de sal y pimienta y corregiremos a nuestro gusto.

Esta vez, fueron directamente a para a otra sartén para guisar cazón.

Si no os gustan los trozos, podéis pasarlos por la batidora, para que os quede una salsa de tomate totalmente homogénea. 

Yo suelo dejarlos así, directamente pasan a envasar, pero eso os lo enseñaré otro día.

Besos.

*Podéis usar cualquier tipo de tomate, pero por experiencia este tipo de pera, botella, o como les queráis llamar, son los que mejor rinden para este tipo de recetas, pues son tan carnosos, que apenas tiene jugo que consumir.

5 comentarios:

  1. Bien guisado, bien espesado y maravilloso... una delicia de tomate.Yo me niego a comprar, lo hago casero y lo emboto o congelo, según me de.

    ResponderEliminar
  2. he visto muchas recetas de salsa que llevan pimiento pero no la he hecho así nunca, pero me han comentado que sale muy rica y para acompañar huevos fritos no veas no???? Viva tu abuela! Besote

    ResponderEliminar
  3. te quedo maravillosa!!nunca le puse vino y ya queda anotada para probarla...Bess

    ResponderEliminar
  4. Que señor tomate el de tu abuela, que pasada de color y el sabor es que no se traspasa por la pantalla que sino...

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  5. buah esto tiene que estar de muerte, vaya pinta y qué ingredienes que ricos, con el fino mmm, viva doña Ana y tú

    ResponderEliminar

Te has tomado la molestia de venir hasta aquí, así que muchas gracias.
Siento enormemente que si no estás registrado no puedas hacer ningún comentario, pero la avalancha de spam, me ha hecho tomar esta opción.
Si quieres puedes escribirme un correo a acdelhorno(@)gmail.com y gustosamente publicaré tu comentario y responderé tus cuestiones.

Este blog no participa en premios, memes ni cadenas. Aunque quedo muy agradecida a todos los que piensen ellos para mi.

Cualquier cosa que quieras aportar (sugerencias, correcciones, ect...) sera bienvenida y tomada en consideración. Si lo que tienes es una pregunta, déjame tu mail por favor, así podré responderte directamente.

Muchisimas gracias, otra vez,por tu tiempo.