17 feb. 2014

, , , ,   |  25 Comentarios  |  

Tagarninas esparragadas [con huevo]

¿Conocéis las tagarninas? Son unas plantas herváceas, raramente cultivadas, que se recolectan directamente del campo y normalmente se cosechan en primavera, aunque este año debido a las altas temperaturas y a las lluvias de principio de año, las he visto en todos los puestos de verduras del mercado.

Tienen un sabor fuerte, pero muy característico, y aunque se pueden tomar con caldo, con garbanzos, la mejor forma de apreciar su textura y su sabor es así, esparragadas.



Es típico salir al campo, en cuanto empieza a solear un poquito, y recoger espárragos trigueros y tagarninas, aunque yo creo que habré recogido una o dos. Y es que crecen a ras del suelo, y hay que ser diestro para no pincharse, ya que de sus tallos comestibles nacen unas hojas que pinchan lo indecible.

Ingredientes:
Medio kilo de tagarninas limpias de hojas, cortadas y muy bien lavadas.
2 rebanadas de pan de barra del día anterior.
4 ajos enteros
Una pizca de comino molido
Una pizca de pimentón ( dulce o picante, al gusto)
4 cucharadas de aceite de oliva
200 ml de agua
Un huevo por persona
Sal y pimienta.

Además necesitamos un cuenco amplio para lavar las verduras, un cazo, una sarten y un mortero

Preparación:
Lavar muy bien las tagarninas, hasta que el agua salga limpia ( son plantas rastreras, así que tienen muchísima tierra y todos los lavados son pocos).


Poner agua a hervir. Cuando comience el hervor, añadir las targarninas, y una vez vuelva a hervir mantener entre 4 y 5 minutos ( dependiendo de lo duras que sean).
Sacar y pasar por agua fría.

Mientas en la sartén donde las cocinaremos, freír las rebanas de pan, los ajos. Sacar al mortero, y hacer la picada, con sal, bien fina.

Dejar templar el aceite y echar el pimentón, con cuidado de que no se queme. Volcar la verdura y dar unas vueltas, añadir la picada, un poco de comino en polvo, y el agua.

Dejar a fuego fuerte, removiendo, hasta que estén tiernas a nuestro gusto. Si quedan un poco enteras, añadir más agua y dejar cocer.

Cascar un huevo y dejar cuajar.

Una foto de la verdura antes de coger del suelo.

Fuente: El
 Huerto del Lopez.



25 comentarios:

  1. Te soy sincera, lo he buscado en Internet y no sabía que esta planta se comiera, la cantidad de veces que las he pisado, jopetas!
    Pues hoy se cumple el dicho, no te acostarás sin saber una cosa más, pues yo me he quedado asombrada además de eso.
    Seguro que están buenísimas, ahora me fijaré más.
    Un besito y feliz semana linda

    ResponderEliminar
  2. Este finde me acerqué a Palma del Río y las vi en una frutería, estuve a puntito de comprarlas....tienen muy buena pinta Bego.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Pues yo ni idea de lo que son, la verdad. Pero lo que es el plato, pinta de maravilla Bego. Me sentaría a tu mesa encantada de probarlo.

    Besinesss

    ResponderEliminar
  4. Me gustan! verlas y con huevo me gustan! No las conozco ni he visto pero...es verdura y me gustan todas, y aunque su sabor sea potente creo que me gustaría probarlas. Por si no te lo he dicho....me repito,... que bien te queda el blog! felicidades. Besotesssss

    ResponderEliminar
  5. No conocía esa planta y mira, me has dejado con la curiosidad de poder comerlas algún día :)
    Con esa receta que has ideado seguro que están bien deliciosas.
    besos

    ResponderEliminar
  6. No conocía estas hierbas pero si cuando paseamos por el campo nos gusta recoger espárragos siempre que los encontramos, para un revuelto vienen fenomenal. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  7. Me encanta este tipo de verduras, me hubiese gustado que pusieses una foto antes de cocinarlas , para verlas, pero las busco en san google.
    Besitosssssssss, estas son las comidas que más me apetecen.

    ResponderEliminar
  8. jejeje, eres Billy la rápida, ahora si veo que yo también las conozco.
    Por mi casa cuando paseo las veo, hay veces que cojo verduras que salen así por el campo, pero claro, en zonas donde no pasa nadie, sobre todo perros, ya no me fío.
    Este tipo con su amargor me encanta.
    Besitos y graciassssssssss

    ResponderEliminar
  9. Pues no conocía esa planta! pero tiene muy buena pinta tu guiso. Qué bueno es todo lo aprendemos unas de otras gracias a nuestros blogs!! Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues creo que jamás las he visto, me fijaré hoy que voy al mercado! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las tagarninas, mucho más que los espárragos, mi abuela me las hacía con caldo de huevo... qué ricas!!! Un plato para mojar pan.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. He oído hablar de ellas, pero nunca las he comido ni visto y sin embargo, al ver la foto, creo que me suenan un montón.
    Cuánto se aprende por estos lares !
    Besinos tocaya.

    ResponderEliminar
  13. Estupenda receta, cómo me gusta la gastronomía tradicional. Nosotros hemos comido hoy collejas, necesitaba verde ;). Un beso

    ResponderEliminar
  14. Anda y eso se come, y que pinta tiene no, me tendré que echar al campo a ver si encuentro, al menos por tu plato parece rico. Beso.

    ResponderEliminar
  15. Qué maravilla niña, con los cultivos intensivos hemos ido perdiendo la costumbre de recoger hierbas o verduras silvestres que son comestibles. Buscando la rapidez también dejamos de lado otras que dan un poco más de trabajo a la hora de prepararlas... Como las has hecho deben estar riquísimas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. No conocía estas hierbas pero todo loo verde me gusta y estoy seguro que esta combinacion me gusta
    Bss

    ResponderEliminar
  17. En mi vida había oído hablar de las tagarninas... pero lo que si hacía tiempo que andaba buscando es la forma en las que las has cocinado. Mi madre cuando era niña, nos hacía así las habas y los espárragos trigueros, pero nunca llegué a saber cómo era la receta... me has alegrado la tarde! Un beso guapa

    ResponderEliminar
  18. Me encanta este plato, un verdadero manjar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. La de veces que he visto esa planta en el campo y sin saber que se comía!! Me llevo la receta, me llevo otras, me llevo tu simpatía y cariño, y sobre todo un gran recuerdo. Por cierto, que ya tengo los rulos.... jajajaa

    ResponderEliminar
  20. Me encantan las tagarninas, son difícil es de encontrar pero cuando las veo se vienen a casa conmigo, te han quedado deliciosas.

    Besitosss

    ResponderEliminar
  21. Soy de Jerez y me encantan las tagarninas esparragás, la berza de tagarninas y cardillos...
    Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado, aquí me quedo...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Por cierto, hoy hemos pasado el día en el campo y he cogido dos bolsas llenas, ahí estoy limpiándolas... :D

    ResponderEliminar
  23. Me encantan son exquisitas, casi o más que los espárragos trigueros silvestres y esta forma de cocinarlas es muy tradicional en Sevilla... Lástima que por aquí no se encuentran, ni yo no se recolectarlas...
    Besos..!!!

    ResponderEliminar
  24. Hoy puse en práctica tu receta y me quedaron espectaculares. Me las recolectó un hombre de campo de toda la vida, a modo de enseñanza. No sé si aquí se podrá adjuntar foto. Besitos.

    ResponderEliminar
  25. Te mando la foto, en privado, x Facebook.

    ResponderEliminar

Te has tomado la molestia de venir hasta aquí, así que muchas gracias.
Siento enormemente que si no estás registrado no puedas hacer ningún comentario, pero la avalancha de spam, me ha hecho tomar esta opción.
Si quieres puedes escribirme un correo a acdelhorno(@)gmail.com y gustosamente publicaré tu comentario y responderé tus cuestiones.

Este blog no participa en premios, memes ni cadenas. Aunque quedo muy agradecida a todos los que piensen ellos para mi.

Cualquier cosa que quieras aportar (sugerencias, correcciones, ect...) sera bienvenida y tomada en consideración. Si lo que tienes es una pregunta, déjame tu mail por favor, así podré responderte directamente.

Muchisimas gracias, otra vez,por tu tiempo.