8 ene. 2014

, ,   |  22 Comentarios  |  

Paccheri rellenos de espinacas [con queso azul]

O como presentar pasta rellena y no morir en el intento. Servir la pasta rellena siempre ha sido mi gran handicap hasta que encontré esta.

La combinación espinaca-queso azul me apasiona. Si bien en mi nevera no suele faltar un trozo de Cabrales envuelto en hojas de parra, no le desmerecen ni el Stillton ingles, ni el italiano Gorgonzola, ni por supuesto el Roquefort francés, cada uno con sus matices, claro que está, que por eso son diferentes. Pero apostemos por el producto nacional, que tenemos mucho que aprender de nuestros vecinos franceses e italianos.


La primera vez que probé este tándem fue en croquetas, maravillosas, cremosas, impactantes. Pero como estoy desenganchándome de las frituras (porque no están bien vistas, no porque no estén ricas), hace tiempo que preparo la mezcla como relleno de pasta. Es una receta sencilla, la mayor dificultad radica en ser capaz de mantener de pie los paccheri, para que quede una presentación, al menos digna.

Ingredientes: 1 puerro picado finamente, media cebolla picada finamente, 300 gramos de espinacas limpias, sal, pimienta, dos cucharadas de aceite, entre 50-100 gramos de queso azul (a vuestro gusto). Una cucharada de aceite, sal, pimienta, nuez moscada, una cucharada de harina, y la leche necesaria para hacer una bechamel ligera.

Además necesitamos: el horno precalentado a 250º (función grill), una cacerola para cocer la pasta, otra pequeña para hacer la bechamel, una sartén, unas varillas, una fuente de horno y una cucharilla pequeña.

Preparación: En la sartén con las dos cucharadas de aceite saltear el puerro y la cebolla, con un poco de sal (muy poquita), y un poco de pimienta recién molida, hasta que comiencen a dorar (a fuego suave para que se pochen muy bien). Añadir las espinacas bien escurridas y troceadas (no me gusta cocerlas, así guardan mejor su sabor y su color) y a fuego medido ir moviendo hasta que se consuma toda el agua que desprenden.
Bajar el fuego y añadir entonces el queso, sin dejar de remover, para que no se nos queme. Probar por su hay que rectificar de sal. Dejar reposar.


Poner a cocer la pasta en una cacerola muy amplia siguiendo las instrucciones del fabricante. Cuando esté en su punto, pasar por agua fría para que podamos manejarla sin dificultad.

Untar la fuente de horno con aceite de oliva, ir rellenando con una cuchara los paccheri y colocándolos de pie.

Preparar entonces la bechamel, calentado el aceite, añadiendo la harina, y cuando esta esté un poco cocinada, ir añadiendo leche poco a poco sin dejar de remover, para que no nos salgan grumos, hasta obtener la consistencia deseada. Añadir sal, pimienta, y nuez moscada.

Napar con la bechamel la pasta, y llevar al horno hasta que esté la salsa dorada.


Servir y degustar.

22 comentarios:

  1. A mí también me gusta mucho la combinación de queso y espinacas. Además, los reyes me han traído una máquina para hacer pasta fresca así que iré probando recetas!!! Bss.

    ResponderEliminar
  2. Una presentación de 10, y el relleno de lo más tentador Bego.
    Besos y Feliz año!

    ResponderEliminar
  3. hola Begoooooooooooooooooooo vaya plato más bueno , me relamo y eso que es prontisimo pero ya me apetece :) te mando un besazoo

    ResponderEliminar
  4. Um prato de massa com uma apresentação deliciosa
    Gostei muito
    bj

    ResponderEliminar
  5. Que buenísima pinta tiene Bego, seguro que está super delicioso! Un besote. La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la pasta y esa con espinacas se la ve deliciosa.

    ResponderEliminar
  7. Sí señor, bien dicho. Hay que apostar por el producto de aquí, sobre todo el asturiano jajaja. Donde esté un queso cabrales, que se quiten los demás!! Eso es un queso bien hecho! ;)
    Me encanta esta receta, y si lleva queso azul, ni te cuento! Me la quedo con tu permiso y la pondré en práctica =)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  8. queda tremenda esta combinación y ademas atractiva a la vista
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Qué rico!!! Me encanta la pasta rellena! Y más si es con espinacas...qué delicia!
    La presentación te ha quedado fantástica!
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Yo es que le pondría queso a todo porque me encanta. Bueno el cheddar no, que no puedo con él. La presentación es fantástica. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Buasss Bego, que platazo!!!! me encanta!!! a pesar de ser un plato salado, a estos les llamo yo tb una golosada! jaja!! y como tú, me encantan todo tipo de quesos, aunque cualquier azul es mi debilidad! así que para mí, recetón el que has hecho!!!

    besiños salseros Bego!

    Tito

    ResponderEliminar
  13. Creo que esta pasta me va a gustar tanto como a ti, riquísima con las espinacas y el queso azul!
    Si, apostar por producto nacional, y el cabrales lo merece!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues aquí tienes otra amante del cabrales. Como buena Asturiana que soy. Y bueno.... creo que es con diferencia el más fuerte de todos los que has mencionado pero rebajado con nata ningún problema. Me encanta.

    ResponderEliminar
  15. Guapi tu combinación a mi también me encanta!!! deliciosa la pasta así!!! besotes

    ResponderEliminar
  16. Lógico que te guste la combinación de espinacas con el queso azúl, si es que resulta una mezcla irresistible y sobre todo que viendo tu plato es delicioso.

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Uff nena me encanta!!!!!! Me parece además una buena forma de que mi marido coma verdura (espinacas) que ya no se como hacer! Me la llevo! Besitos!!!

    ResponderEliminar
  18. A mi es que esos ingredientes, espinacas y queso azúl me privan, ya juntos es una maravilla.La presentación te ha quedado de 10, yo compre una vez esta pasta y si te digo la verdad, no le pillé el punto, se me pegaron y no los pude hacer como yo quise, a ti te han quedado estupendos.
    Un besito mi niña.

    ResponderEliminar
  19. Ahí me has dado!, al igual que a ti me apasiona la mezcla espinacas y queso azul, sea cual sea que me relamo con solo pensar en ellos, que ricos! todos!
    Pues yo aún no me he metido con la pasta rellena, esa es mi asignatura pendiente (además me compré la máquina de pasta y esta sin estrenar!!!!), tengo que ponerme con ello. Pero es que tu nos lo pones tan fácil que complicarse la vida haciendo pasta y rellenandola se hace cuesta arriba. jejejejeje. Todo llegará mientras tanto me quedo con tu receta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Antes no podía ni oler el queso azul, pero poco a poco me voy acostumbrando, sobretodo si es en platos calientes como este. Muchos besitos y feliz año guapetona!!!!

    ResponderEliminar
  21. Últimamente utilizo mucho los pacheri quedan super bien y con este relleno quedarán impresionantes.
    saludos

    ResponderEliminar

Te has tomado la molestia de venir hasta aquí, así que muchas gracias.
Siento enormemente que si no estás registrado no puedas hacer ningún comentario, pero la avalancha de spam, me ha hecho tomar esta opción.
Si quieres puedes escribirme un correo a acdelhorno(@)gmail.com y gustosamente publicaré tu comentario y responderé tus cuestiones.

Este blog no participa en premios, memes ni cadenas. Aunque quedo muy agradecida a todos los que piensen ellos para mi.

Cualquier cosa que quieras aportar (sugerencias, correcciones, ect...) sera bienvenida y tomada en consideración. Si lo que tienes es una pregunta, déjame tu mail por favor, así podré responderte directamente.

Muchisimas gracias, otra vez,por tu tiempo.