27/4/2012

Nazook.

De los dos retos propuestos para este mes de Abril, me qué con el pan relleno de dulce, ya sabéis de mi debilidad por los panes.

En este caso y para hacerlo un poco más especial, cambié la crema agria por tofu sedoso, y nos ha gustado tanto que voy a probar a hacer el cambio en otras recetas.

Es cierto que no soy nada de ingredientes raros, pero desde que Heva, junto con las chicas de Ventanas Verdes ( que se han empeñado en hacernos comer un poco más sano) hizo este tofu, lo he repetido varias veces y nos ha encantado. Gracias chicas, por este nuevo descubrimiento.

The Daring Bakers’ April 2012 challenge, hosted by Jason at Daily Candor, were two Armenian standards: nazook and nutmeg cake. Nazook is a layered yeasted dough pastry with a sweet filling, and nutmeg cake is a fragrant, nutty coffee-style cake.
Ingredientes
Masa
210 grs de harina cernida
3.5 grs de levadura seca activa
115 grs de tofu sedoso*
115 grs de mantequilla a temperatura ambiente

Relleno
105 grs de harina
110 grs de azucar moreno
85 grs de mantequilla a temperatura ambiente
5 ml de extracto de vainilla

1 yema de huevo para pintar

Preparación:

Hacer la masa de hojaldre
Poner la harina en un cuenco de la KA, junto con la levadura y mezclar.
Añadir la mantequilla y el tofu sedoso
Trabajar la masa con la pala, hasta que tenga consistencia para pasar al gancho. Debe quedar una masa lisa y suave que no se peque a las manos
Cubra la masa y refrigerar durante 3-5 horas, o toda la noche si lo desea.

Hacer el relleno
Poner todos los ingredientes en un cuenco y mezclar hasta obtener una mezcla arenosa

Precalentar el horno a 175 º.
Espolvorear la mesa de trabajo y estirar la masa, debe quedar fina pero no transparente, en forma de rectángulo u óvalo.
Extender el relleno sobre la masa, y enrollar.
Aplastar un poco, cortar en porciones y pintar con yema de huevo.
Llevar al horno y dejar 30 minutos, hasta que esté dorado.

* Para hacer el tofu: poner a hervir un litro de leche de soja, junto con el zumo de 1 limón colado. Remover porque se pega al fondo. Cuando comience ha hervir, volcar sobre  un colador al que habremos colocado una gasa para que escurra. Cuando esté bien escurrido pasar por el grifo y dejar escurrir bien.
Leer más...

23/4/2012

Pane carasau



Lunes y toca reto salado con Isa y  Manu, mis chicos

Esta vez un pan, plano y crujiente de Cerdeña ligado, como casi todas las comidas tradicionales al estilo de vida loca. Es sin duda un pan tan antiguo como la trashumancia, es un pan de extrema delicadeza, conocido también como "carta musica".

Nosotros los hemos usado para acompañar un arroz con chipirones, pero podeis tomarlo a modo de regañá, para acompañar unos buenos embutidos o incluso para dippear.


Ingredientes:
225 harina fuerza
125 harina semolina*
1 cdta sal fina
230 ml de agua filtrada

Preparación:
Precalentar el horno a 220º con la bandeja bien limpia, pero sin papel de horno, y sin engrasar.

En el bol de la KA, con el gancho de amasar poner todos los ingredientes, vertiendo el agua poco a poco, mientras amasamos a velocidad lenta.
Cuando estén todos los ingredientes integrados, dejar reposar la masa 5 minutos, y volver a amasar 2 minutos más. Dejar reposar otros 5 y volver a amasar 2 minutos más.
Repetir la operación una vez más.

Cortar la masa en pequeñas porciones de 30 gramos y enharinado la superficie de trabajo, estirarlas lo más finas posibles, hay está el truco, para que nos quede un pan crujiente.

Llevar al horno, y en cuanto veamos que toma color, de 2 a 3 minutos, dar la vuelta, y dejar otros tantos.
Dejar enfriar sobre una rejilla.


* Me estáis preguntando que es la harina de semolina: es una harina un poco gruesa que se obtiene de moler el trigo duro, es muy preciada para hacer pasta fresca y pizzas.

Fuente: Chez Dashita
Leer más...

20/4/2012

Cous-cous de calabacin y berenjena al curry

Comer, comemos todos los días, platos muy ricos, más o menos funcionales, según dispongamos de más o menos tiempo, más o menos ligeros, en función de nuestra dieta, pero no están pensados solo para nosotros, verdad?

De vez en cuando, aunque sea solo de vez en cuando, está muy bien meterte en la cocina, y cocinar solo para tí. Preparar un plato solo para poder degustarlo sentada en la mesa, o donde más te apetezca, que cuando estás sola en casa, casi todo está permitido.

Cuando eso pasa, que es rara vez, suelo preparar recetas a las que en casa les arrugarían la nariz, aunque en realidad no saben lo que se pierdes. Tenía algunas recetas pendientes de un libro, mil gracias Silvia, y me dije, esta es la mía.


Os puedo asegurar que es una receta de lo más ligera, ideal para la famosa operación bikini, con un aroma y un sabor, que en mi casa se salen de lo corriente, quizás por eso me gustó tanto.

Ingredientes:
75 grs couscous instantáneo
2 cucharadas de aceite
1/4 cebolla
1/2 calabacin
1/2 berenjena
250 ml Caldo de pollo
1 cucharadita de curry
Almendras enteras crudas
Perejil

Preparación:
Corta la cebolla muy pequeñita y ponla en la sartén con el aceite caliente, hasta que se ponga transparente.
Añade el calabacin y la berenjena, limpios, laminados y en cuartos. Saltea unos minutos.
Añade el curry.
Seguidamente el caldo de pollo.
Y en cuanto empiece a hervir, pon el couscous( hazlo siguiendo las instrucciones de tu caja). Remueve, tapa y dejar reposar hasta que esté listo. Prueba y rectifica de sal si es necesario.

Trocea las almendras y en una sartén pequeña, saltéalas a fuego suave para que no se te quemen. No te olvides que aguantan muchísimo el calor, y te puedes quemar con mucha facilidad.

Ponlo en el recipiente donde lo vayas a tomar, y ponle por encima el perejil picado y las almendras.

Que tengáis buen fin de semana.
Bs.
Perejil
Leer más...

18/4/2012

Macarons rellenos de mermelada de fresas

Parece mentira, verdad?? Ya hace casi un año de aquel famoso post, que a muchos de vosotros, probablemente a la mayoria,  os arrancó una sonrisa, incluso a mi hace gracia, ahora que soy capaz de leerlo desde la distancia.

Lo que menos me gusta son los kilos de azúcar, y almendra molida, y claras de huevo que he usado e ingerido, sin ser capaz de salirme con la mía, pero como dicen que el que la sigue la consigue, y a tenaz ( cabezota que me llaman en mi casa) no me ganan, algunas veces.




Cuando el sábado me puse a prepararlos, estaba tan convencida de que íbamos a merendar galletas de almendra, que ni siquiera me molesté en ponerles sabor, simplemente almendra, azúcar y huevo.

Suerte que tenía en la nevera medio bote de esta maravillosa mermelada de fresas, y con ella los rellené. No pudo ser más acertado, porque la acidez de la mermelada y el dulzor de los macarons, quedaron geniales.

Quiero daros las gracias a todos aquellos que en su día me alentasteis a perderles el miedo, e incluso me enviasteis tutoriales, aquí están y seguro que no son los primeros.

Isa, cuantas veces de has dicho, prueba la receta, que no falla, y no, no te equivocabas. Isabel a su vez tomó la receta de Las Recetas de Sara, muchas gracias a las dos.

Ingredientes:
130 gr de almendra molida.
130 gr de azúcar glass.
45 gr de claras para mezclar con la almendra y el azúcar.
35 gr de claras para montar.
130 gr de azúcar para el almíbar.
35 gr de agua para el almíbar.

Preparación: 

Tamizar la almendra y el azúcar al menos 3 veces.Reservar esta preparación y comenzar a preparar el merengue.

Montar los 35 grs de claras hasta que estén muy firmes y blancas. 

Preparar con los 35 grs de agua y los 130 grs de azúcar normal un almibar apunt de bola. Yo he usado un termómetro para caramelo que tengo, exactamente 120º

Batiendo las claras montadas firmemente, ir añadiendo muy muy despacio y sin dejar de batir el almibar. Cuando acabemos de añadirlo, aumentar la velocidad hasta que la mezcla esté templada. 

Añadir a la mezcla de tamizada, de almendras y azúcar los 45 grs de clara, remover sin miedo, hasta que esté todo bien integrado. Añadir ahora el merengue italiano y volver a mezclar, con movimientos envolventes, hasta lograr una masa bien unida y densa.

Añadir el colorante rosa, en mi caso.

Poner en una manga con una boquilla lisa, y comenzar a  hacer los macarons, siempre con la manga pastelera de forma vertical, con mucho mimo y mucho tino.
Dejar secar la superficie, en mi caso 40 minutos, es vital.

Precalentar el horno a 150º, esperando a que esté a su temperatura y meter la bandeja, no tener más de 12 minutos.
Dejad enfriar, y no despegar del papel hasta que estén bien fríos, si no se romperán.

Si sois capaces, después de la odisea, rellenarlos y dejadlos en la nevera para el día siguiente, que aun están más ricos, si sois capaces, claro.

PD: No son perfectos, pero a mi me parecen mucho mejores, y están más ricos que los que comí en París. ¿Que puede decir una madre de sus hijos?

Besos.
Leer más...

16/4/2012

Mermelada de fresas

Estamos en plena temporada de fresas, ahora es cuando están en su mejor punto de maduración, ahora es cuando más me gustan.

Además tengo debilidad por las fresitas más pequeñas, esas que se quedan en el fondo de la caja, aunque los fresones son exquisitos, estas pequeñas joyas me hacen perder el sentido.

Aunque se ve que en casa me ha estado observando, porque ahora son las primera que desaparecen, pero haciendo uso de mis derechos en la cocina, aparto algunas antes de sacarlas a la mesa, para poder disfrutarlas.



No se si os lo he contado alguna vez, en casa se hacen mermeladas caseras solo cuando hay fruta en peligro en el frutero, no suelo hacerlas expresamente, porque, aunque nos encantan, mis caderas no las agradecen y estas caseras son para mi una perdición.

Con la cantidad de azúcar que lleva esa mermelada no os quedará ni muy dulce, ni muy espesa ( esa densidad es consecuencia de la cantidad de azúcar).

La veis aquí escurriendo, porque la necesitaba lo más densa posible para un relleno.



Ingredientes:
500 grs de fresas
125 grs de azúcar
Zumo de medio limón

Preparación:
Lavar las fresas, cortar el pedúnculo, y cortarlas en rodajas.
Ponerlas en un cuenco amplio junto con el azúcar a macerar durante al menos 30 minutos.

Pasado el tiempo de reposo, poner en un cazo de fondo grueso, a fuego medio, junto con el zumo del limón hasta que tengamos la textura deseada, pero no me nos de 30 minutos, con cuidado de que el azúcar no se nos queme.

Se irá formando una espuma de los bordes, que deberemos retirar y desechar.

Una vez tengamos la textura, volcar en un bote, como os cuento aquí.


Que tengáis buena semana.
Bego.


Leer más...

14/4/2012

Arroz con leche

Las chicas de la Receta del 15, nos proponen para este mes Arroz, y aunque me habreis leido por activa y por pasiva que no me gusta y que me sale fatal, por fin me decidí a prepararlo, con una gran sorpresa.......... me lo he comido casi yo solita.

En casa es el postre por excelencia del Jueves Santo, si no hay arroz con leche, no es Jueves Santo.

A la otra parte contratante es un postre que le entusiasma, y desde que he probado esta receta me gusta hasta a mi. No os contaré la cantidad de arroz con leche que he tirado, en los últimos 9 años, porque es para matarme.

Ingredientes (para 4 ramequines como los que veis en la foto)
500 ml de leche semidesnatada
500 ml de leche semidesnatada
100 grs de arroz
125 grs de azúcar ( la próxima vez solo 100)
3 palos de canela
La piel de un limón
50 grs de mantequilla ( opcional, porque no le hace falta)

Preparación
En un cazo con el fondo grueso poner 500 ml de leche, con los tres palos de canela, llevar a ebullición, y mantener durante 10 minutos.
Colar y reservar ( no es necesario dejar que enfríe completamente, yo comencé los dos procesos a la vez)

En otro cazo, poner los otros 500 ml de leche, los 125 grs de azúcar  y la piel de un limón. Cuando comience a hervir, añadir el arroz lavado, y a fuego bajo-medio, remover durante 45 minutos, hasta que el arroz engorde y tenga la textura que buscamos.

Sacar la piel del limón y añadir la leche con la canela, y remover ( ahora con menos frecuencia) hasta obtener la consistencia deseada, en mi caso 20 minutos.

Justo al apartar, añadir la mantequilla, y cuando funda, repartir en los moldes.
Dejar enfriar y degustar.


Leer más...

11/4/2012

Turbantes de lenguado con calabacin salteado

Después de las torrijas, el arroz con leche, las monas de pascua..... Nada mejor que empezar a preparar la operación feria ( tengo que entrar en los vestidos de flamenca!!!!). Bromas a parte, nuestro cuerpo agradece platos sencillos, sin un exceso de dulce, o grasa.

Este os lo recomiendo totalmente. Combina la suavidad del lenguado ( aunque se puede preparar con cualquier otro pescado blanco que tengáis a mano) con el dulzor del calabacin, y un punto de contraste del pimentón picante ( al que me he aficionado ahora).
He usado sake, porque tenía en casa, pero bien podeis cambiarlo por un fino de jerez, o un cava, le sentarán igual de bien.



Ingredientes:
2 lenguados hermosos
1 diente de ajo
1 cucharadita de pimentón picante
3  cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 calabacines de piel oscura
1 chorrito de sale

Preparación
Para empezar, necesitamos sacar los filetes de los lenguados ( si no lo hizo tu pescadero) Solo hay que quitar la piel, y con un cuchillo bien afilado, cortar por la línea central del lenguado, y con la punta de cuchillo ir separando la carne de las espinas ( no os preocupeis, parece infinitamente más difícil de lo que es). Sazonamos y enrollamos los filetes sobre si mismos, sujetando con un palillo o una brocheta.

Lavamos el calabacin, y lo troceamos, con piel incluida.

En una sarten pequeña, ponemos una cuchara de aceite, y saltemos los turbantes de leguado a fuego bajo, para que no se nos rompan. Reservamos sobre fuente caliente.

Añadimos a ese mismo aceite las otras dos cucharadas, y el ajo laminado. En cuanto empiece a dorar el ajo, agregamos el pimentón ( cuidado de que no se queme, que amargará), y después de un par de vueltas, el calabacin, y a fuego muy fuerte salteamos. Probamos, damos el punto de sal, y añadimos el sake, dejamos que reduzca.

Para montar el plato, a mi me gusta separar el calabacín del aceite donde lo hemos salteado, para bañar con él los lenguados.

Que lo disfruteis.
Besos.


Leer más...

8/4/2012

Torrijas de leche y vino.

Y  volvemos a la vida normal.

Que poco me cunden los días de descanso, y es que planifico tantísimas cosas para hacer, que se me olvida que son de eso de descanso.... yo creo que nunca aprenderé a estar quietecita.

Para mi, nada mejor para coger el ritmo de este lunes de Pascua, que enseñaros mis torrijas, y aunque las he preparado dos veces, no queda ni una....
de leche

En esta casa, siempre se han preparado las dos, las de leche, para los peques ( y no tan peques) y las de vino para los mayores, además nunca se preparan con almíbar ( somo así de secos, jeje)

Y aunque las torrijas de leche son un desayuno recurrente, cuando hay un exceso de pan con un par de días, sin duda son la estrella de estas fechas.

Solo un consejo, si vais a prepararlas de los dos tipos, recordad, las primeras que debemos freir son las de leche, porque las de vino ponen el aceite muy feo, lo queman, y las leche no nos quedaran tan blanquitas.


Ingredientes:
Para la de leche
1 barra de pan del día anterior
300 ml de leche semidesnatada
1 palo de canela
Piel de medio limón
2 cucharadas de azúcar

Para las de vino
1 barra de pan del día anterior
250 ml de vino fino
250 ml de cream

350 ml de aceite de girasol
5 huevos

250 grs de azúcar glas
2/3 cucharadas de canela molida
o de vino........


Preparación:
En un cazo con doble fondo, poner la leche, la canela, la piel del limón y el azúcar. Esperar a que empiece a hervir, apagar el fuego y dejar enfriar. Colar.

Pasar el pan por la leche, procurando que quede bien mojado por todas partes, pero sin pasarnos, para que no senos parta. Dejar reposar sobre una rejilla, mientras realizamos la operación con el resto. Repetir la misma operación con las de vino.

Poner a calentar el aceite ( del 1 al 6 en el 5). Batir los huevos ( yo primero siempre bato 3 y luego 2). Preparar en un plato el azúcar mezclada con la canela.

Ahora, se trata de cojer el ritmo de trabajo, si leéis bien. Tenemos que pasar por huevo, echar a la sartén, dar la vuelta, sacar, inmediatamente rebozar bien por el azúcar y guarda en una fiambrera, y tapar calientes.

No debemos dejar la fiambrera destapada, si lo que queremos es que con el calor de la torrija, el azúcar se disuelva, y no nos queden secas.
Dejar reposar hasta que estén frías, o mejor, si podéis, de un día para otro.
Leer más...

2/4/2012

Baked Alaska



Hoy primer lunes de mes, nos toca reto dulce con Isa y 
 Manu.


Baked Alaska (también conocido como Tortilla noruega y Tortilla sorpresa o en francés como Glace au four y Omelette à la norvégienne) es un postre a base de helado colocado en un molde que contiene láminas de pudin o bizcocho, cubierto de merengue. El postre se coloca al horno caliente durante el tiempo suficiente como para afirmar y dorar el merengue, este actúa como un eficaz aislante, lo que aunado al corto tiempo de cocción, evita que el calor llegue hasta el helado. Su nombre fue acuñado en el restaurante Delmonico's de Nueva York en 1876, en honor al recientemente adquirido territorio estadounidense. El 1 de febrero se celebra en Estados Unidos el día nacional del Baked Alaska.

Según estudios de la historia de la alimentación, este dulce se originó en el siglo XIX. Aunque no es muy claro a quién se le puede atribuir el crédito, ya que existen varias versiones sobre su origen. En una de ellas, se dice que durante la presidencia de Thomas Jefferson —en Estados Unidos— se sirvió en un banquete efectuado en la Casa Blanca en 1802, helado envuelto en una masa caliente.

Estas que os dejo arriba son alguna de más historias sobre el origen de este postre, que una vez no está claro para nada.

Para este reto, no he tenido que hacer ninguna receta ex profeso, curiosamente, se dieron las circunstancias y tenía todos los componentes del postre, preparados a la vez, así que hoy mas que una receta os muestro como me quedó. Así podéis ver que para hacer algunas presentaciones un poco fuera de lo corriente no hace falta volvernos locos ni hacer nada especial.

Ingredientes(para una porción)

Una plancha de pudin de miel ( cortada por la mitad)
Helado de vainilla ( en este caso con nueces de macadamia caramelizadas)
Merengue


Preparación:

Cubre  un molde pequeño ( para hacer porciones individuales) con film transparente y llena de helado. Lleva al congelador, para que enfríe bien.

Coloca una plancha de pudin, o bizcocho en la base del molde. Da la vuelta y coloca sobre el plato.

Monta una clara, con una pizca de sal, un poco de cremor tártaro, y una cucharada de azúcar, hasta que al poner el cuento boca abajo, no se mueva. Mete dentro de una manga pastelera, con una boquilla al gusto, y cubre el helado.

Con un quemador de azúcar ( también lo puedes meter al horno) carameliza el azúcar y sirve.
Leer más...
Blogging tips