8 abr. 2012

, ,   |  37 Comentarios  |  

Torrijas de leche y vino.

Y  volvemos a la vida normal.

Que poco me cunden los días de descanso, y es que planifico tantísimas cosas para hacer, que se me olvida que son de eso de descanso.... yo creo que nunca aprenderé a estar quietecita.

Para mi, nada mejor para coger el ritmo de este lunes de Pascua, que enseñaros mis torrijas, y aunque las he preparado dos veces, no queda ni una....
de leche

En esta casa, siempre se han preparado las dos, las de leche, para los peques ( y no tan peques) y las de vino para los mayores, además nunca se preparan con almíbar ( somo así de secos, jeje)

Y aunque las torrijas de leche son un desayuno recurrente, cuando hay un exceso de pan con un par de días, sin duda son la estrella de estas fechas.

Solo un consejo, si vais a prepararlas de los dos tipos, recordad, las primeras que debemos freir son las de leche, porque las de vino ponen el aceite muy feo, lo queman, y las leche no nos quedaran tan blanquitas.


Ingredientes:
Para la de leche
1 barra de pan del día anterior
300 ml de leche semidesnatada
1 palo de canela
Piel de medio limón
2 cucharadas de azúcar

Para las de vino
1 barra de pan del día anterior
250 ml de vino fino
250 ml de cream

350 ml de aceite de girasol
5 huevos

250 grs de azúcar glas
2/3 cucharadas de canela molida
o de vino........


Preparación:
En un cazo con doble fondo, poner la leche, la canela, la piel del limón y el azúcar. Esperar a que empiece a hervir, apagar el fuego y dejar enfriar. Colar.

Pasar el pan por la leche, procurando que quede bien mojado por todas partes, pero sin pasarnos, para que no senos parta. Dejar reposar sobre una rejilla, mientras realizamos la operación con el resto. Repetir la misma operación con las de vino.

Poner a calentar el aceite ( del 1 al 6 en el 5). Batir los huevos ( yo primero siempre bato 3 y luego 2). Preparar en un plato el azúcar mezclada con la canela.

Ahora, se trata de cojer el ritmo de trabajo, si leéis bien. Tenemos que pasar por huevo, echar a la sartén, dar la vuelta, sacar, inmediatamente rebozar bien por el azúcar y guarda en una fiambrera, y tapar calientes.

No debemos dejar la fiambrera destapada, si lo que queremos es que con el calor de la torrija, el azúcar se disuelva, y no nos queden secas.
Dejar reposar hasta que estén frías, o mejor, si podéis, de un día para otro.

37 comentarios:

  1. Ummmm seguro que ambas estan deliciosaas,me llevo una de cada .
    Bicos mil y feli domingo wapa.

    ResponderEliminar
  2. Ya casi no me caben mas dulces en el cuerpo! mmmm pero que buena pinta que tienen:P
    http://hoysonrioalespejo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Mortales! las torrijas siempre mortales, además como sean, tanto dan de leche que de vino, eso sí yo que este año las he probado solo rebozadas en azúcar y canela, te digo que las prefiero con almíbar, pero que podría comer torrijas como las tuyas toooodo el año!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Pues al final me he quedado con las ganas de hacerlas de vino, tendrán que ser ya para el año que viene, si Dios quiere. Veo que ya vamos todos volviendo a la blogosfera, yo he podido descansar, pero ya tiemblo de pensar en el madrugón de mañana. Un beso¡¡

    ResponderEliminar
  5. A mi me pasa lo que a tí, no puedo estar quierta un segundo...sienmpre ando inventado algo que hacer, casi siempre de cocina, jejeje.

    Tus torrijas espectaculares, me quedo con las de leche.
    Las tengo que probar.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Buníiiiisimas ambas, aunque me quedo con las de leche,...
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Bueníiiiisimas ambas, aunque me quedo con las de leche,...
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me quedo con las de leche que son mis favoritas!! Qué ricas yo también las hice en estos días a ver si subo la receta aunque ya se haya pasado la semana santa, pero creo que cualquier día son buenas para tomar!!

    Mil besos

    ResponderEliminar
  9. Las de leche son mis favoritas, no puedo parar de comerlas, son un peligro.
    Te han quedado deliciosas.

    ResponderEliminar
  10. Pues se ven muy jugosas para no tener nada de almíbar, a mi Bego me vuelven loca, sería capaz de comerme fuentes enteras de esas torrijas, las de leche me gustan más aunque te aseguro que no le hago nigún asco a las de vino.
    Que ricas!, y yo sin embargo solo las hago en Semana Santa (que huevo duro estoy hecha).
    Un besazo y descansa!, a mi me pasa igual como voy falta de tiempo en vacaciones saturo de cosas pendientes y luego llego reventá a la rutina, en fin somos así...

    ResponderEliminar
  11. Muy ricas ambas!! Son vistas y no vistas, es empezar y no poder parar!!
    Aunque es tradición de Semana Santa, las preparo cada vez que me sobra pan!!
    Te han quedado muy apetitosas!!
    Besoss

    ResponderEliminar
  12. Si no fuera por el frito me animaba a probarlas, es que las sigo viendo!!!
    Tendré que caer en la tentación, tengo que descubrir que es esto.
    Se ven muy ricas, besos!

    ResponderEliminar
  13. Me queda pendiente probar las de vino, mira que están ricas..
    Un besito

    ResponderEliminar
  14. Tengo que pobar las de vino no las he probado nunca y tienen que estar riquisimas. Te han quedado estupendas. Feliz reentrada a la vida cotidiana :) Besos

    ResponderEliminar
  15. Me llevo esta, que aún me queda un huequito para probarla.

    ResponderEliminar
  16. Solo he hecho torrijas una vez en mi vida y fueron tal desastre que nunca más. Y eso que me gustan. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Begoña.

    Buenísimas! Aunque confieso que las de vino nunca las probé, pero las otras me encantan. Además es un postre de aprovechamiento y muy económico que gusta a todos y quedas fenomenal con este dulce. Te quedaron de fábula.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Yo voy con retraso, quería hacerlas pero al final nada, a ver si me pongo que están tannnn buenas.....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. En casa no solemos hacerlas, mi madre estuvo a punto pero al final no las hizo, creo que he comido una vez y me gustaron mucho!!! besotes y hasta ponto!!!

    ResponderEliminar
  20. Normal que no quede ni una, con la pinta tan rica que tienen.
    besos. Lola

    ResponderEliminar
  21. Nos lo pones difícil, eso de esperar a probarlas al dia siguiente es difícil de llevar a cabo jaja...a ver quien es el guapo-a que se resiste ?....

    Estos dias me he pasado a comer torrijas y todo tipo de dulcerías uffffffff....no tengo remedio....pero a todas nos pasa verdad ?....

    Besinos guapa.

    ResponderEliminar
  22. Bego, estas no las he probado nunca y con lo "torrijera" que soy caen seguro, sea o no Semana Santa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. HOla Bego
    pues yo de vino no las he hecho nunca, pero creo que me gustan más las de leche, así que me apunto al desayuno de los peques jeje.
    Muy buenas
    besos

    ResponderEliminar
  24. Que delicia....las de vino me tientan!!....y soy como tu....no puedo estar quieta.....ni en vacaciones!........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  25. Me lo pones muy dificil...las dos tienen que estar riquísimas, así que me llevo una de cada jeje. Un besito.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. Que ricas las torrijas!!Nosotros siempre las hacemos de leche, creo que de vino no las he probado, pero las haré segurísimo. Besitos

    ResponderEliminar
  27. tremendas estas torrijas,son muy buenas tanto las normales como las de vino.Solo verlas ya apetecen
    beso

    ResponderEliminar
  28. Pues de vino nunca las he comido, así que me llevo una para probarla ¿te parece? y así decido cual me gusta más.
    Un besote

    ResponderEliminar
  29. si que cunden poco, si! pero bueno, con estas torrijas uno se alegra, no??? ;) besitos

    ResponderEliminar
  30. Que ricas estaran!. Yo hice torrijas el finde pero no cayo foto ¡cachis!. Yo tendria que hacer 2 pero guardando el secreto a los peques. Hice rosquillas con baño de anis y sin él, para los niños pero luego mi hijo pequeño solo me decia "dame una rosquilla de las vuestras", pequeños pero no tontos ¿Verdad?

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Bego, que ricas se ven tus torrijas, además del tamaño ideal para poder probar todas.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  32. Son un vicio las torrijas, yo creo que este año es el año que he probado más versiones diferentes. Hasta 5 tipos distintos!!!!!

    Te han quedado estupendas.

    Besinos

    ResponderEliminar
  33. Es la riqueza de nuestro pais, todas diferentes y todas igual de buenas.Un besin.

    ResponderEliminar
  34. Es la riqueza de nuestro pais, todas diferentes y todas igual de buenas.Un besin.

    ResponderEliminar
  35. En casa siempre sobra el pan y muchas veces no sabemos que hacer,me habeis dado una idea muy practica para utilizarlo ,ademàs la receta se ve excelente.Daniela

    ResponderEliminar

Te has tomado la molestia de venir hasta aquí, así que muchas gracias.
Siento enormemente que si no estás registrado no puedas hacer ningún comentario, pero la avalancha de spam, me ha hecho tomar esta opción.
Si quieres puedes escribirme un correo a acdelhorno(@)gmail.com y gustosamente publicaré tu comentario y responderé tus cuestiones.

Este blog no participa en premios, memes ni cadenas. Aunque quedo muy agradecida a todos los que piensen ellos para mi.

Cualquier cosa que quieras aportar (sugerencias, correcciones, ect...) sera bienvenida y tomada en consideración. Si lo que tienes es una pregunta, déjame tu mail por favor, así podré responderte directamente.

Muchisimas gracias, otra vez,por tu tiempo.