27 de abr. de 2011

Appel Strudel

Como habreis notado, hace unos meses me uní a The Daring Baker,  y buceando entre sus retos atrasados encontré este que me apasiona.

Desde que hace unos 10 años estuve en centro europa este postre me trae de cabeza, creo que estaría toda la vida comiendo. He tenido posibilidad de tomarlo, pero siempre haciendolo con hojaldre, no me atrevía con la masa, pero a estas alturas, me tiré a la piscina, y os aseguro que no me arrepiento.

Es una masa fácil, y manejable, aunque al principio parece que no.
En la receta en la que me he basado, os dejo en enlace aquí, indica que hay que estirar la masa con un rodillo, aunque para mi fue muchísimo más fácil estirarla con las manos, sobre el paño de lino límpio, que luego me sirvió para enrollarlo.

Ingredientes
Para la masa
200 grs de harina
Una pizca de sal
105 ml de agua
30 ml de aceite de girasol
5 ml de vinagre de manzana

Para el relleno 
75 grs  de mantequilla sin sal
300 grs de manzana golden cortada a trocitos
50 grs de pasas
75 grs de azúcar moreno
1 cucharada de canela en polvo

Preparación:

Del relleno:
Calentar la mantequilla y saltear en ella los cubos de manzana, añadir las pasas, la cucharada de canela, y el azúcar moreno.

Reservar y dejar enfriar.

De la masa:
En el bol de la Kitchen Aid, poner por la harina, el aceite, el vinagre, la sal y el aguar.  Amasar a velocidad 2 durante 3 minutos.
Sacar y amasar a mano 2 minutos más.
Dejar reposar en un cuenco, previamente aceitado, entre 30 y 90 minutos. La mía creo que estuvo casi 2 horas y quedó muy manejable.

Sobre un paño limpio, cubierto de harina, extender la masa, hasta que quede transparente ( mientas más fina esté más crujiente quedará luego al comer). Recortar un cuadrado y pincelar generosamente con mantequilla. 
Extender el relleno, y con ayuda del paño empezar a envolver.
Pincelar con mantequilla antes de llevar al horno precalentado a 200 grados durante 20 minutos o hasta que esté dorada.
Al sacar, volver a pincelar con mantequilla y cubrir con azúcar glas y canela.

Solo os puedo decir que me quedó relleno, y que lo he preparado 3 veces más en pocos días y, si frío está bueno, templado, ni os lo imagináis, tenéis que probarlo.

Leer más...

25 de abr. de 2011

Bavaroise de fresas con coulis de fresas.

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de abril no invita a preparar Bavaroise.

Una bavaroise no es más que un postre cremoso al que se le añade gelatina y nata o merengue como ingredientes principales pudiendo añadir a partir de ahí todos los ingredientes que queramos.


Tradicionalmente son preparados en moldes redondos con un hueco en el centro, aunque ahora se prepararan en cualquier tipo de molde. Yo por ejemplo he optado por esa presentación en moldes individuales.

En este caso he optado por una receta de La cocina dometica de Pedro Subijana, que he preparado en multitud de ocasiones y nunca me ha fallado, como podéis ver es una receta muy muy fácil.

Como ahora las fresas de la sierra de Cádiz están en su mejor momento, al menos para mi, no podía dejar pasar la oportunidad de enseñárosla.


Bavariose de fresas con coulís de fresas (La cocina domestica de  Pedro Subijana)

Ingredientes:
250 grs de fresas
75 grs de azúcar
4 hojas de gelatina
75 grs de nata

5 o 6 fresas
2 cucharadas de azúcar.
Zumo de medio limón

Preparación: 
Lavar las fresas, y batir junto con el azúcar y el zumo de limón, para potenciar el sabor.
Hidratar la gelatina en agua fría y disolverla en un poco de agua caliente.
Montar la nata.
Añadir la gelatina disuelta al puré de fresas, e incorporar este a la nata montada.

En este caso como el molde tenía muchas aristas, he pincelado con aceite de semillas, para poder desmoldar más fácilmente.

A la hora de servir cubrir con el coulís, al que añadiremos un poco de zumo de limón para realzar el sabor de las fresas..

Y a degustar.
Leer más...

22 de abr. de 2011

Tarta de globos para Nieves

Esta entrada no tocaba, pero como se me han ido los dedos, pues ya os la dejo.

Mi sobrina Nieves cumplío 5 añazos, y como era de esperar la tía Bego le preparó una tarta. Mereció la pena, porque me dió más besos en un rato, que en lo últimos 5 años, jajajaja.


Era un bizcocho de yogurt  con esencia de vainilla, con rellenos de crema de queso con vainilla.

Los globlos son galletas de mantequilla, como las de aquí, solo que les añadí una yema más, y me ha encantado el resultado.
Leer más...

12 de abr. de 2011

Pechugas rellenas con pimientos asados.

Este es de esos platos que preparo desde que llegué a esta casa.
Se puede tomar tanto recién sacado del horno, como al día siguiente, tanto frío como caliente, de las dos formas está riquísimo.


Ingredientes:
2 pechugas de pollo abiertas en libro.
Lonchas de jamón serrano
Lonchas de queso para fundir
Aceite
Sal
Pimienta blanca
Orégano
Brida para atar las pechugas o hilo de torzal

Pimientos asados, caseros en ese caso
Cebolla tierna.
Aceite
Sal
Vinagre

Preparación:
Salpimentar las pechugas abiertas y rellenar con el jamón y el queso.
Atar bien con la brida, para evitar que se nos abran al partirlas. Rociar con unas gotas de aceite y un poco de orégano.
Meter en una bolsa de asar, cerrar y hacer unas pequeñas incisiones para que no explote la bolsa.
Llevar al horno, precalentado a 200º durante 15 minutos.

Aliñar los pimientos. Yo lo hago siguiendo este orden ( y con muy buenos resultados) sal, aceite y vinagre de jerez.

Siempre me gusta pasar estos asados por la sarten, ya que al asarlos en bolsa tan poco tiempo, quedan muy blancuzcos, vamos con aspecto de enfermos.
Calentar una sarten con unas gotas de aceite a fuego vivo, y cuando esté caliente dorar la pechuga ( a la que habremos quitado la brida)


Servir y comer.
Leer más...

8 de abr. de 2011

Calabaza en dulce

Creo que es la única receta que he preparado con nostalgia, porque me trae recuerdo muy dulces de mi infancia, y porque sé que difícilmente volveré a hacerla, aunque os aseguro que la calabaza no me la comí con pena, disfruté de cada trocito como si fuese el último.

Esta es una receta de mi abuela, o de su abuela, de cuando en los cortijos se apagaba cal para encalar las pareces, de cuando la pintura acrílica lavable no era ni siquiera una idea.


Es una receta simple, si no fuese porque entre sus ingredientes cuenta con agua de cal, y para mi no es fácil conseguirla.
Es más, es la primera vez que la hago, porque en casa, el agua de cal es oro, y solo mi madre tiene acceso a ella, porque así nos aseguramos el éxito.

Apagar cal es un proceso complicado, y algo peligroso. Siempre recordaré a mi madre, tapada hasta las cejas ( literalmente) que no nos dejaba ni salir de casa, cuando ella apagaba cal en el patio.

Aquí os dejo un enlace de la wiki, donde explican la reacción química.

Ingredientes:
1 calabaza de plato
Agua de cal para cubrir
El mismo peso de la calabaza en azúcar
2 vasos de agua

Preparación:
Cortar la calabaza en trozos regulares, del mismo tamaño, y cubrir de con agua de cal. Dejar macerar durante 24 horas.
Con esto conseguimos que la parte externa de cada trozo de calabaza de curta, y al cocer con el azúcar no se deshaga.

En una olla amplia poner la calabaza, el agua y el azúcar a fuego suave, removiendo de vez en cuando para que no se queme el azúcar. La calabaza debe estar cociendo hasta que por dentro esté tierna.
Es fácil comprobar, queda con aspecto brillante como este

¿Cuanto tiempo? Pues dependerá de la cantidad de calabaza y de la cantidad de agua que pongamos, a mi me tomó 4 horas. Este es el aspecto que tiene recién sacada de la cacerola..


Al sacarlas de la olla, colocar sobre un plato o una fuente aceitados previamente ( si no se pegan y lo mejor se queda en el plato). Nosotros la conservamos en fiambreras fuera del almíbar, y nunca se nos ha estropeado, claro que nunca duran más de 3 o 4 días.

El almíbar que queda después de la cocción es ideal para tomar con quesito fresco.
Leer más...

6 de abr. de 2011

Un regalo muy muy dulce.

Hoy no tengo receta, hoy os traigo un post con varios días de retraso. Y es que nos ha pillado en medio el finde de las motos, que para mi, personalmente es un desbarajuste.

Conocéis Dulcerías de Almudena, pues no sabéis lo que os perdéis. Es una paisana, más maja que las pesetas, con un dominio de la manga pastelera, y un arte, que ya quisiéramos muchas.

 que para celebrar su cumpleaños (no seré yo quien les diga cuantos cumpliste Almudena, eh??) hizo un sorteo de galletas, tantas como años, en su blog, y a quien le fueron a tocar las galletas, pues aunque parezca tongo, me tocaron a mi.

Así que aquí estoy, después de haber dado buena cuenta de ellas, junto con mis catadores oficiales, por supuesto.

Deciros que estaban deliciosas, y delicadamente decoradas, si no, a las pruebas me remito.



Gracias Almudena, estaban deliciosas, tanto que volaron.
Las fotos son de Almudena, que amablemente también me las ha enviado, que con el rollo de las motos salí de casa corriendo y sin cámara.
Leer más...

4 de abr. de 2011

Fabes con cola de toro.

Y aunque se que ya no hace tiempo para este plato, ya va siendo hora de una entrada salada, que parece que en esta casa solo nos alimentamos de cositas dulces...... que gran mentira, jajajaja.  Pero es que lucen tanto en las fotos......



No se si os lo comenté en su día, pero este tipo de guisos, como la cola de toro, me cunden un montón. Casi siempre tengo un tuper en el congelador, porque con que le pongas cualquier cosita, tienes un almuerzo digno de un marajá.

He intentado, por una vez hacer trampas con la comida.

Tenía muchas ganas de preparar este plato, pero no tiempo para ponerme a cocer unas fabes, y me he recorrido todos los hipermecados de la zona buscando unas buenas fabes cocidas... Solo las encontré en un sitio, pero estaban destrozadas, con muy mal aspecto.

Así que, por tramposa, he perdido el doble de tiempo: buscándolas y cocinándolas después, pero es que mi cola de toro, no se merece unas fabes destrozadas ( ya va bien con que las destroce yo JAJAJAJA)


Fabes con cola de toro ( para 4 personas, con mucha hambre).

Ingredientes:
250 grs de fabes puestas en remojo el día antes.
2 trozos de cola de toro al jerez, con su correspondiente salsa.
Sal al gusto


Preparación:
Poner las fabes tiernas, en la olla rápida unos 20 minutos con abundante agua, sin sal , y después de haberlas espumado (por el método tradicional 3 o 4 horas de cocción  a fuego lento mínimo).

Cuando las fabes empiezan a estar tiernas, escurrir toda el agua de la cocción, y añadir la cola de toro, con su salsa y 1 vaso pequeño de agua, poner a fuego lento y remover la cazuela, sin meter la cuchara dentro, sino como para hacer un pil-pil ( se coge la cazuela por las asas y se mueve haciendo círculos, removiendo el contenido.

Probar y salar.

Ya sabéis que para este tipo de platos es imprescindible el reposo, mínimo 24 horas.
Y a disfrutar.

Leer más...
Blogging tips