30/10/2010

Milhojas de queso fresco con mi carne de membrillo

Esta ha sido mi cena durante estas últimas noches. Preparé dulce de membrillo también para regalar, pero creo que no llega a su destino, lo siento, mami.

Y es que está tan bueno.......

Para nosotros el otoño es eso: castañas asadas, en el micro ( los más valientes) en el horno, compradas (los más cómodos), carne de membrillo, compota de membrillo, migas extremeñas con café.....

Este año hemos tenido suerte, porque a un pariente de mi tía, la única que tiene huerto, se le rompió una rama del membrillo ( parece ser que no podía con el peso) y mi madre que andaba cerca, se trajo unos pocos, bastantes, y a mi me han tocado en el reparto.

Habré probado miles de dulces de membrillo, pero recuerdo especialmente, el de una señora, Ana creo que se llamaba, que año tras año nos la mandaba a casa, por el cariño que le tenía a mis padres. Esta no se parece a esa ni por asomo, pero lo conseguiré. Seguro.
Ingredientes:
Queso fresco, pero no bajo en sal, que sino pierde la gracia.
Membrillos
Agua
Azucar

Preparación:
Primero he lavado los menbrillos, los he partido en cuartos, los he descorazonado y los he puesto a cocer a fuego medio, en abundante agua.

Una vez tiernos, muy tiernos, los he pasado por el pasapurés, aun calientes, y los he medido en tazas.

En un recipiente más pequeño ( así temenos menos posibilidades de que se nos queme, aunque tendremos que darle muuuchas más vuelta) he puesto la pulpa, y una taza menos de azúcar que de menbrillo.

Y a remover, remover, y remover otra vez más. Con mucha paciencia, para que el agua que le queda a la pulpa se evapore y se dore el azúcar.

Yo estuve alrededor de 2 horas dandole vueltas, y aun los debería haber tenido alguna más, porque al enfriarse no ha quedado tan compacto como para formar un bloque, aunque la textura que ha quedado me gusta mucho.

En todas las recetas que he visto, la proporción era la misma cantidad de azúcar que de membrillo, bien en peso o en volumen. Y aunque soy golosa, no me gusta este dulce demasiado empalagoso, por lo que opté por poner menos cantidad de la indicada.

Y el resto, pues es fácil, con un buen queso fresco, cortado en láminas ( del grosor que a cada uno le guste, claro) montamos: una lámina de queso , la untamos con el dulce, otra lámina de queso, la untamos con el dulce..... así hasta llegar a una altura que se mantenga, claro.

Espero que lo disfruteis tanto como yo.
Leer más...

28/10/2010

Pez-Limón al horno con patatas.

Ay!!!

Ya estamos de vuelta, pero si lo bueno es breve, dos veces bueno, no??????

Os pongo este pescadito al horno, después de los excesos del viajito, hasta me apetece....

Este es de eso platos que se cocinan los domingos, son de esos platos que nos sientan a todos a la mesa.

No recuerdo desde cuando no comíamos pez-limon (su nombre científico es Seriola, también conocido como serviola, lecha y silvia en Baleares) y es que hacía mucho que mi madre ( que es la que se patea las pescaderías y la plaza) no lo encontraba, o solo los encontraba de 4-5 kilos ( cosa que no me estraña, ya que puede llegar a pesar hasta 40). Pero esta semana pasada lo vió, y literalmente se lanzó a por él.

Lastima que no comprase otro, proque nos supo a muy poco.

Como es un pescaso tan sabroso, no me gusta ponerle muchas cosas, me gusta que sepa a eso, a pescado.

Ingredientes:
1 pez limón de 1 kg aproximadamente
2 patatas hermosas
200 ml de salsa de tomate casera
1 limón
Sal
Oregano
Aceite de oliva (opcional)

Preparación:

1. Cocemos las patatas en abundante agua con sal, hasta que estén tiernas, pero no desechas, porque luego se terminan en el horno.

2. Partimos el pescado, limpio y desescamado, en tantos trozos como comensales ( a nosotros nos salieron cinco  porciones pequeñitas). Podemos hacer el pescaso entero, a mi personalmente me gusta mucho más hacerlo partido, porque, se tarda menos  y  es mucho más fácil servirlo, que partirlo una vez cocinado.

3. En una bandeja apta para horno, vamos colocando en el siguiente orden:
    Las patatas cocidas cortadas en rodaja gruesas, tapando todo el fondo,
    La salsa de tomate, cubriendo todas las patatas, para que estas en el horno no se sequen en exceso,
    Sal y oregano,
    El pescado con unas rodajas de limón encima y dentro de las piezas que lo permitan.

4. Al horno, precalentado a 210º, entre 15-20' y listo.
Leer más...

25/10/2010

Biscotti de almendras con naranja confitada. Biscotti de chocolate blanco con fresitas deshidratadas

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico de la repostería italiana los Biscottis.
_________


Si todo ha ido como debe, mientras esta a publicación aparece en el blog, yo debo estar en Florencia, tomandome unos biscottis no se si con con el vino típico de la región, Vin Santo, o con un cafecito, que es como me gustan las galletas.

Y tambiés os contaré si la textura es como la que a mi me ha quedado. Es que para mi es muy dificil hacer algo sin saber como debe quedar al final, es un poco como una aventura, que me lleva a sentarme delante el horno a ver como se cuece la masa ( aunque la otra parte contratante dice que estoy un poco loca). Os pasa alguna??
Os pongo un poco de historia ( tal cual la cuenta CWK)
           
"La palabra biscotti, tiene su origen en el latín biscoctus, que significa "cocinado dos veces", describiendo alimentos que se horneaban doblemente, así, se conseguía que se quedarán muy secos y se pudieran almacenar durante largos periodos de tiempo.
La primera documentación que encontramos de los biscotti, se encuentra en la ciudad de Prato en Italia, por ellos que en muchos lugares se conozcan como Biscotti de Prato, aunque precisamente en Italia, los encontraremos como cantucci o cantuccini.
Esta receta la recuperó más tarde el pastelero Antonio Mattei, que lo presentó en la Exposición Universal de París de 1867 donde obtuvo una mención especial.
Originalmente, era una masa de harina, azúcar, huevo y almendra; sin ningún tipo de grasa ni leche.
Existen muchas variedades de estos biscottis a lo largo de todo el continente europeo, sin salir de España nos encontramos con los carquinyolis de Cataluña o los rosignoles valencianos."
Las cantidades con proporcionales a 1 huevo, en la receta original se parte de 3, pero me parecía demasiada cantidad solo para dos.

Ingredientes
Biscotti de almendras con aroma de naranja
1 huevo
87 grs de harina
50 grs de azúcar
45grs de almandras, tostadas y picadas gruesas
1,65 grs de levadura en polvo
1 pizca de flor de sal
3 gotas de extracto de vainilla
Ralladura de 1 naranja
25 grs de naranja confitada picada


Biscotti de chocolate blanco con fresitas deshidratadas
76 gr. de harina
70 gr. de chocolate blanco
70 gr. de azúcar blanquilla
30 gr. de fresitas deshidratadas
 5 gr. de bicarbonato sódico
1/4 cdta. de sal
1 huevo
1 cdta. de extracto de vainilla.
Esta imagen de arriba es del paso a paso que nos ha facilitado CWK, para que os hagais una idea.
Preparación:

Biscotti de almendra con naranja
1. Tostar las almendras ( yo lo hice en la sarten a fuego suave unos 10' dandoles vueltas) Dejar enfriar y trocear.
2. Aromatizar el azúcar con la ralladura de naranja, hasta que tengamos algo parecido a una arena.
3.Batir ligeramente los huevos con la vainilla.
4. Mezclar en un bol aparte el azúcar aromatizada, la harina, la sal y la levadura.
5. Añadir a la mezcla anterior poco a poco el huevo batido con  las esencias, hasta tener una masa fime.
6. Añadir las almendras reservadas y la naranja confitada en trocitos.
7. Poner en la bandeja del horno dandole forma  rectangular, para que al cortalos nos queden regulares.
8. Llevar al horno a 180 º durante 30' o hasta que esté dorado, y firme al tacto.
9. Sacar y dejar enfriar en la rejilla unos 10', pasado ese tiempo cortar en tiras y volver a colocar de forma ordenada en le horno, con uno de los cantos hacia arriba, 10'.
Darles la vuelta, y poner otros 10'.
Dejar enfriar sobre la rejilla

Biscotti de chocolate blanco con fresitas
1.Batir ligeramente los huevos con la vainilla
2. Mezclar en un bol aparte el azúcar, el chocolate blanco rallado, la harina, la sal y el bicarbonato.
5. Añadir a la mezcla anternior el huevo batido con las esencias, poco a poco, hasta tener una masa fime.
6. Añadir las fresitas troceadas.
7. Poner en la bandeja del horno dandole forma  rectangular, para que al cortalos nos queden regulares.
8. Llevar al horno a 180 º durante 30' o hasta que esté dorado, y firme al tacto.
9. Sacar y dejar enfriar en la rejilla unos 10', pasado ese tiempo cortar en tiras y volver a colocar de forma ordenada en le horno, con uno de los cantos hacia arriba, 10'.
Darles la vuelta, y poner otros 10'.
Dejar enfriar sobre la rejilla

Como estaba preparando la maleta mientras los hacía metí los dos tipos a la vez en el horno, a 170º en vez de a 180º como marca la receta, porque eran poca cantidad.

Y ahora os cuento el resultado.
La mezcla chocolate blanco con fresitas deshidratadas muy ricos, pero al intentar separalos de la silicona..... el bloque se deshizo, no llegó al segundo horneado, con lo cual nolos podemos llamar Biscotti, más bien galletas desectructuradas.
Era de esperar, la receta era mía.

Los otros, pasaron el segundo horneado y este ha sido el resultado:

Y estos con una cobertura de chocolate????? Ummmmmmm.
Saludos.

EDITO para daros las gracias por vuestros deseos. Han sido unos día fabulosos.
Por cierto, que no llegué a probar los Biscotti, o cantucci, aunque la otra parte contratante si, y decidió que los mios ganaban por goleada ( claro, que el comer a diario le iba en ello) JAJAJAJAJA.
Espero irme poniendo poco a poco al día en vuestras cocinas.
Besos.
Leer más...

18/10/2010

Galletas de mantequilla con pistola.

Hace más de un año que tengo una pistola para hacer galletas, pero hasta hace unos días que no leí este post, de Kanela y Limón ( blog que os recomiendo encarecidamente) no sentí la necesidad de hacerlas, yo no podía ser menos.


Así que desempolvé la caja de la pistola y me puse junto con mi peque a hacer las galletas. Y claro, yo tenía pistola, pero ella no, así que no se le ocurrio otra cosa que tirar de los utensilios que usa para jugar con la plasti, y listo, quién dijo que para hacer galletas hacen falta utensilios caros??? jajajaja.

Os pongo la receta tal cual.

Ingredientes ( todos a temperatura ambiente, por supuesto no vale ablandar la mantequilla):
340  grs de mantequilla
240 grs de azúcar
2 chucaradas de leche (+ 3 extras porque la masa quedó dura como una piedra y no había forma de que saliera de la pistola)
1 cucharada de esencia de vainilla
1 huevo
1 cucharadira de levadura química
525 grs de harina
Unas cuantas pasas
Azucar azul casera ( es tan fácil como mezclar azucar blanquilla con colorante, y dejar secar)
Colorante rosa

Preparación:

1.- Batir a máxima potencia ( con la batidora de varillas NUNCA A MANO) la mantequilla y el azucar, durante unos 10 minutos, hasta que tengamos una crema esponjosa y blanquecina.
2.- Anadir la leche y la vainilla, batir hata incorporar.
3.- Añadir el huevo y batir de nuevo.
4.- Añadir la harina junto con la levadura. Yo lo hice en cuatro veces, para que la batidora no lo pusiera todo perdido de harina. La última lo hice con la lengua,porque la masa esta bastante consistente para las varillas. Ahí fue donde le añadí las 3 cucharadas de leche extra, porque estaba como una piedra.

Las primeras galletas, un desastre, que pena, que nos ibamos a almozar fuera, y no pude hacerle fotos.

Las que hizo la peque, tan pronto se enfriaron se las zampó ( supongo que el horno mataría todos los "bichitos" que tuvieran sus utensilios.

A la segunda tanda de galletas, les pusimos una pasa en el centro y azucar de color azul, antes de hornear y este fue el resultado:

La tercerta tanda fueron sin ningún aditamento especial


Y la última, como no podía ser de otra manera ( teniendo como pinche una cursi-niña) fueron corazones rosa.

Para eso solo añadí a la masa una gota de colorante rosa y removí bien, antes de meter en la pistola.

Os aseguro que estaban riquisimas, ahora solo queda que os animeis.

Con esta entrada os dejo hasta la semana que viene ( bueno, espero que la propuesta dulce del CWK se publique solita, sino, tendremos un problemilla el blog y yo) que nos vamos fuera unos días para desconectar.
Leer más...

16/10/2010

Panecillos para hamburguesas. Día mundial del pan.

Pues si, hoy es el día mundial de pan.

Y como otros años todos estamos todos invitados participar en esta convocatoria. Como todos sabéis estoy recién estrenada en este mundillo de los blogs, y no quería dejar pasar esta magnifica oportunidad para hornear mi primer pan, y contribuir con mi pequeña aportación.

Me da muchísima pena ver como a lo largo de los años este magnifico alimento, tan básico y necesario en otros tiempo, está totalmente denostado. 

En casa en muy difícil que se tome otra cosas para desayunar,  mi hija se vuelve loca con tan solo un trozo de pan tierno y un plano con aceite, al cole procuramos enviar bocadillos de pan fresco.

Ojalá y pudiera hacer pan todos los días, como algun@s bloggeros que me consta lo hacen, sería una gozada.

En esta ocasión y para estrenarme he preparado unos panecillos para hamburguesas, me parecieron fáciles y rápidos para empezar, pero dado el éxito, seguro que me iré atreviendo con cosas un poco más complejas.

Ingredientes:
70 grs de agua
90 grs de leche
1 huevo
15 grs de matequilla
1 cucharada de miel
300 grs de harina de fuerza
3 grs de levadura seca ( no levadura fresca)

Preparación:
En este caso están preparados de forma manual y  puse todos los ingredientes en un bol y fui dándole vueltas y amasando con las manos hasta que todos los ingredientes estaban integrados, y la masa se despegó de las paredes.
La pasé a la mesa, enharinada, y la amasé durante unos minutos, hasta que quedó con una consistencia suave y elástica.

Unté con aceite el bol de amasado, y metí dentro la bola de masa, tapé con film transparente y dejé reposar aproximadamente una hora para que leude ( o hasta que la masa triplique su volumen)

Pasado ese tiempo volvemos a amasar para eliminar el aire del levado.

Hicimos 6 porciones iguales, dándoles forma de bola y aplanándolas. Las pintamos con huevo y las dejamos leudar, otra vez, en la bandeja del horno ( esta vez tapadas con un paño húmedo, para que no se resequen) hasta que doblen su volumen.

En la receta recomendaban meter un cuenco de agua caliente en el horno, para generar vapor y así obtener una buena corteza, pero a mi se me pasó.
Hornear a 220º sobre 15-18 minutos.

A pesar del olvido, han quedado unos panecillos riquísimos, y todos quieren que los vuelva a repetir. Por algo será, no??

Leer más...

15/10/2010

Espaguetis con gambitas al ajillo

Que tendrá la pasta, que con cualquier cosita está rica.

En casa el día que estamos muy apurados de tiempo para comer, la opción siempre es la misma, cocer un poco de pasta y acompañarla de lo que sea.

Esta receta la aprendí de la madre de un compañero de carrera, hace ya algunos lustros. Ni siquiera la había oído, y me pareció riquísima. Desde entonces pasó a formar parte de la cocina de mi madre, y más tarde de la mía propia. Todo un descubrimiento.

Ingredientes:
250 grs de gambitas arroceras ( las que teníamos a mano ese día) peladas
3 ajos fileteados
1/2 cayena
Espaguetis para 2 (Cantidad?? según el hambre)
AOVE
Sal
Cabezas y cascaras de las gambitas.

Preparación:
En un cazo, ponemos a hervir, las cabezas y las cáscaras de las gambas cubiertas de agua. Desde que empiece a hervir, dejar 5 minutos. Colar  y reservar.

Poner al fuego una cacerola alta con cantidad suficiente de agua para cocer los espaguetis. Cuando el agua empiece a humear, añadir el resultado del hervido anterior, y sal. Cuando llegue a ebullición, poner la pasta, y cocer según las instrucciones del fabricante.
Cuando la pasta esté al dente, reservar 1/2 vasito del agua de cocción, escurrir y reservar.

En una sartén amplia poner 4 o5 cucharadas de AOVE, y echar, en frío, los ajos fileteados y la cayena. Poner a fuego suave, para que el ajo se haga poco a poco y deje todo su sabor en el aceite.

Cuando el ajo empiece a tomar color, sacar la cayena, y añadir la pasta, junto con 3 o 4 cucharadas del agua de la cocción, dar unas vueltas con el fuego fuerte y servir.


Leer más...

12/10/2010

Barritas energeticas, por amor.

JAJAJAJAJA

Si, si habéis leído bien.

Y es que, si de repente el catador de todos absolutamente todos los platos que salen de la cocina, de repente un día te dice "¿Puedes intentar hacerme unas barritas energéticas? Es que las compradas tienen muchas porquerías, y me salen muy carassss"

Y que haces? Pues ponerte como una loca a buscar recetas de barritas energéticas. y miras una página y otra y otra..... y la foto que aparece en todas las recetas es la misma, aunque los ingredientes no tienen nada que ver unos con otros. Puf, vaya tela............

Al final, llegué a un foro (que no he vuelto a encontrar y del que no apunté el nombre) donde un pastelero -repostero dejaba caer esta receta, sin dar muchos más detalles, y como me pareció buena, me puse manos a la obra.

Ingredientes (para las medidas he usado un medidor de 250 ml, por lo que una taza son 250 ml)
1 huevo
1.5 tazas de pasas ( la próxima vez le pondré ciruelas y nueces)
1/3 taza de matequilla
1/2 taza de azúcar
1/2 taza de miel
1.25 taza de harina con levadura incorporada
1 cucharada de sal
1 taza de copos de avena
1/2 taza de leche en polvo
1/2 taza de nata para cocinar.

Preparación
En un bol, mezclar el huevo, la mantequilla ( a temperatura ambiente) la miel y el azúcar. Remover hasta integrar todos. Añadir los copos de avena.

En otro la harina con la levadura, la sal y la leche en polvo. E incorporar poco a poco en el otro recipiente.

Encamisar un molde, en este caso uno cuadrado, y verter la mezcla. Añadir entonces los frutos secos.

Llevar al horno, a 175º durante 25 minutos, en mi horno. Esperar a que enfríe y desmoldar.
Queda más contundente que un bizcocho, pero es fácil de comer, aunque la próxima vez quitaré un poco de azúcar, porque parece ser que está dulce.

Os animaís??
Leer más...

11/10/2010

Desastre total.

Llevo años escuchando a mi hermano hablar de las "bondades de Ikea", y llevo años pensado que exagera, porque nosotros hemos comprado algunas-bastantes cosas y nunca hemos tenido problemas. Pero claro, nunca hasta hoy.

Y es que estoy que me subo por las paredes: compramos un armario-alacena para la cocina, blanco, impoluto, monisimo y que era el complemento perfecto para poder tener cada cosa en su sitio. Y precisamente hoy, que yo estoy de descanso VA Y SE ROMPE. Si, si se rompe. Y encima casi me aplasta a mi. Aun me duele la mano de sujetarlo para que no me aplastara contra la lavadora.

Y aun no entiendo que es lo que ha pasado.

Ahora haceros una idea de como tengo la cocina. Claro, gran parte de lo que hay en el armarito, estaba en una estantería, que ha desaparecido, claro, y  dónde coloco yo ahora todos los tiestos...... pues no tengo ni idea....... Aquí ando, dándole vueltas a la cabeza y apretando cosas dentro de los restantes muebles......

Y claro, quien cocina con tanto trasto fuera de se sitio?? Quien sabe donde están las cosas?????????


Leer más...

9/10/2010

Almejas en salsa de tomate

Si, si puede sonar un poco raro o a mi familia le sonaba, hasta que la probaron.

Es un plato bastante habitual en mi cocina, de esos de toma pan y moja que tanto nos gustan.
La receta está inspirada en unas que comí hace un montón de años en una venta de la zona, aunque no recuerdo su nombre, realmente no se si la receta coincida, porque la cocinera nunca soltó prenda.

Ingredientes
500 grs de almejas japónicas.
1 cebolla mediana.
1 ajo.
150 ml de vino blanco o jerez.
50 ml de agua.
100 ml de tomate frito casero.
sal.
aceite de oliva.
laurel.
perejil.
mucho pan.

Preparación:
Lavamos las almejas, y las ponemos en agua con sal, durante unos 30 minutos, para que suelten la tierra que les pudiera quedar.
En una cacerola baja, y amplia, ponemos el vino blanco, la hoja de laurel y el agua. Cuando la mezcla empiece a humear, vamos poniendo las almejas de forma que no estén amontonadas, si no que solo cubran el fondo del recipiente.
En cuanto abren por el calor, las retiro y las paso a una fiambrera, y voy poniendo más en la cacerola hasta que están todas abiertas.
Colar el caldo que nos queda con un paño de lino, y reservar.
Tapar el recipiente donde están las almejas abiertas, para que no se sequen en exceso.

En una sartén amplia ponemos a calentar aceite suficiente para tapar el fondo, cuando está caliente echamos el ajo y después de unas vueltas la cebolla. Ponemos un poco de sal, y dejamos dorar ( sin dejar de remover, a fuego vivo).

Cuando la cebolla y el ajo están dorados, retiramos el recipiente del fuego, y ponemos ambos ingredientes escurridos de aceite en el vaso de la batidora, junto con el caldo reservado. Batimos y dejamos fino.

Ponemos el batido en la sartén donde dejamos el aceite y añadimos el tomate frito. Removemos y dejamos reducir, de 3 a 4 minutos para que se concentre el sabor ( a fuego vivo).

Pasado ese tiempo, ponemos las almejas en la salsa, removemos, y dejamos el tiempo suficiente para que las almejas se calienten y se empapen del sabor de la salsa. Espolvoreamos con perejil picado, justo antes de servir.

Las almejas están de lujo, pero lo mejor es la salsa, y si tenemos buen pan para mojar, os perdéis, os lo aseguro.


Observaciones:

- En vez de batir la cebolla y el ajo, podemos picarlo finamente, y dejar los trocitos, en ese caso, para espesar un poco la salsa, tendremos que apartar un poco del caldo de las almejas y desleir en él una cucharada de maicena.

- En vez de abrir las almejas en una cacerola a parte, podemos hacerlo en la misma una vez la salsa espesada, pero si ha quedado algo de tierra en algún molusco, nos estropeará el plato. Además, las almejas se cocerían demasiado y quedarían muy secas si queremos una salsa reducida.

- Me gusta moler la cebolla y el ajo escurridos, no me gusta batir también el aceite. Además en ese momento podemos añadir bacon y jamón en trocitos, para enriquecer el plato.

Espero que os gusten.
Leer más...

7/10/2010

Los viernes..... pizza y peli.

Si, y es que a los niños, no se les miente.
"Mamá, dijiste que si me lo comía todo en el comedor... había pizza y peli" " Esta noche cenamos en familia, mamá hace la cena y papá trae la peli"

Este año, hemos empezado en el comedor regular. Es raro, la peque come de todo y además muy muy bien. Pero hasta los niños tienen sus ratos, no??

Como conocemos a su monitora desde hace mucho, que tiene el cielo ganado, ella reactivó el trato ( que ya estaba en marcha desde el curso pasado): si comía muy bien todos los días, el viernes seguiría cenando "pizza y peli" si no, pues se quedaba sin premio. Y claro, no podíamos decirle lo contrario, porque bastante hacen ya con cuidar de que nuestros niños coman todos los días y de todo.

Así que desde hace algo más de un año, en esta casa se cena pizza todos los viernes noche, y se ve una peli de dibujos animados, nueva o de las clásicas, que en eso no protesta (una de las que más le gusta es "la bruja novata").

No imaginais la infinidad de tipos de pizzas que hemos probado. La de la peque es siempre igual: chorizo, con lo que sea, pero chorizo. La de papá afortunadamente va variando.

Para la masa
250 grs de harina con levadura incorporada, especial para pizzas
125 ml de agua templada
4-5 cucharadas de aceite de oliva
1cucharadita de sal

En un bol grande echamos la harina, hacemos un hueco en el centro y ponemos los líquidos, así como la sal. Removemos con una cuchara de palo, hasta que tengamos un engrudo suficientemente compacto como para amasar encima de la mesa. Cuando tengamos una bola elástica, la vuelvo a meter en el mismo cuenco, la tapo con film transparente y la dejo reposar unos 30'.

Rellenos
Fija
50 grs de chorizo, tipo pamplonica
50 grs de pechuga de pavo
Mozzarella
2-3 cucharadas de tomate frito casero
Mezcla de cuatro quesos

Variable
Mozzarella
2-3 cucharadas de tomate frito
8 rodajas de calabacín
7 anchoas en aceite
Orégano
Mezcla de cuatro quesos.

La forma de proceder para montar las pizzas en la misma: extendemos el tomate frito, cubrimos con mozzarela, ponemos el resto de los ingredientes, y tapamos con el resto de los quesos.
En el caso de la variable, espolvoreamos orégano por encima.

Con el horno precalentado a 220º ( calor arriba y abajo para precalentar, y la bandeja dentro) metemos la pizza, y quitamos el calor arriba, durante 10', a los 10', volvemos a poner el calor arriba y la dejamos dorar.

Et voilà!!

Lo mejor de esta noche de los viernes, es que todos los habitantes de esta casa están implicados en ella, nosotras haciendo la cena y papá trae la peli.

Disfrutamos de lo lindo haciendo la masa entre las dos, metiendo las manos en la harina......., en definitiva, es genial.
Leer más...

5/10/2010

Tarta de Santiago.

Seguimos en Galicia, aunque sin premeditación.

Ninguna tarta de Santiago, me sabrá como aquellos trozos que compartimos en las escalinatas de la Iglesia de San Francisco, en Santiago de Compostela, aquel año......

Desde entonces no paro de hacerlas, nunca con la misma receta, hasta dar con aquel sabor. Dicen los santiagueses que las porciones que ofrecen a los peregrinos y turistas, nada tienen que ver con la receta original de la famosa torta. Y en ningún caso dudo de sea cierto. Pero, al menos para mí, aquella tendré un sabor especial.

Las he echo con más o menos harina, con levadura, hasta incluso con maicena, pero sin lugar a dudas me quedo con esta ( aunque tengo algunas variantes, ya os iré contando).

No se si habrá alguna otra tarta de este país que haya tenido la suerte de aparecer publicada en el BOE, proporciones y descripción incluidas, pero esta desde luego si.

La mia desde luego, no sigue la publicación del BOE al pide de la letra, esto es como todo, en cada casa se hace de una forma distinta.
Comentaba en otra entrada, que este año, mis niñas para su cumple, habían pedido además de la tarta de galletas, una Tarta de Santiago.

Y quien las deja sin ella?? Pues no seré yo precisamente, así que os la detallo:

Ingredientes:
200 grs de almendra molida
200 grs de azúcar
4 huevos
1 pizco de canela
2 cucharadas de Amaretto
Ralladura de limón
1 nuez de mantequilla.

Preparación:
Con la batidora de varillas, batir los huevos con el azúcar, hasta que hayan doblado volumen y tenga cuerpo suficiente, como para no caerse (unos 5 minutos, más o menos).
Mezclar la almendra, la canela y el limón e incorporarlos a los huevos con movimientos envolventes.
Cuando todo está integrado, le añado el licor ( los puristas me matarán, pero de la un toquecito muy muy rico).

Con la mantequilla, unto un molde desmoldable antes de repartir la masa.

Con el horno precalentado a 180º metemos el molde y lo dejamos hornear por espacio de 20-30 minutos. Pasados los primeros 20 minutos, suelo pincharla con una aguja ( como bien se puede comprobar en la foto) y más o menos controlo cuanto tiempo le puede quedar, en cuanto esta sale limpia, apagar el horno, y dejarla enfriar dentro.

Una vez fría, desmoldar y cubrir con azúcar glass ( no tenía plantilla a mano, así que sin esta vez sin dibujo).
Leer más...

3/10/2010

Empanada gallega, o de Jerez?

Pues si, no sabría decidirme.
Y es que la receta de la masa, me la dio una gallega, de la que no recuerdo el nombre, cuando hice mi segundo Camino de Santiago ( es curioso, que es de los pocos recuerdos amables que me quedan de aquellos días).

Y desde aquellos días me mantengo fiel a ella. Cuando ando muy justa, uso masa quebrada comprada, pero no tiene ni punto de comparación.

Ingredientes:

Para la masa:
500 grs de harina.
250 ml de agua templada.
1 cucharadita de sal.
1 cucharadira de pimentón dulce.
10 cucharadas de aceite ( del sofrito si es posbile, si no, AOVE).
1/4 cubo de levadura fresca.

Para el relleno:
1 cebolla mediana, cortada en juliana fina.
1/2 pimiento de asar rojo, cortado en juliana.
1/2 pimiento de asar verde, cortado en juliana.
1 tomate pequeño rayado.
2-3 latas de atún.
1 pizca de pimentón.
Sal
Abundante aceite de oliva ( teniendo en cuenta que nos tiene que dar  para hacer la masa)


Preparación de la masa:

En un bol poner la harina, la sal y el pimentón dulce. Hacer un hueco en el centro y añadir el agua y el aceite. Desmenuzar la levadura y empezar a mezclar con cuchara de palo. Cuando con la cuchara sea imposible seguir mezclando, pasar la masa a la mesa de trabajado, previamente enharinada, y amasar hasta tener una bola suave y lisa. (10 min, más o menos)
Tapar con un paño humedo ( el que usemos para el pan, si lo hacemos) y dejar reposar unos 30 minutos.

Con esta cantidad a mi me salen dos empenadas. Así que lo que suelo hacer es congelar la otra mitad de la masa, de forma que solo tengo que amasar una vez.


Preparación del relleno:
A mi me gusta hacer el relleno el día antes, para que así esté asentado, y los sabores estén más ligados. De esa forma tambien tengo el aceite frío para poder hacer la masa.

Pongo el aceite en una sarten amplia, cuando está caliente vuelvo la cebolla, cuando la cebolla está empezando a dorar, añado los pimientos.
Cuando los pimientos están tiernos, pongo el pimentón, para que se fría, pero con cuidado de que no se queme. En unos segundos y después de darle alguans vueltas, añado el tomate y lo dejo reducir.

Con el atún, previamente escurrido, lo pongo en la sartén, pero con el fuego apagado. De forma que el calor residual del fuego, hace que el atún se caliente y se integren los sabores.

Montaje:
Dividimos la masa en cuatro porciones iguales (en mi caso: dos para congelar, de las otras dos una para la base, y otra para la tapa).
Sobre la superficie de trabajo, cubierta de harina, extendemos con el rodillo de forma que no nos quede una masa ni demasiado gruesa, ni demasiado fina, entre2 y 3 milímetros
Extendemos el relleno desde el centro, sin acercarnos a los bordes, para que no se nos salgan al hornear, y para poder hacer el plegado.
Tapamos con la otra porción de masa estirada, cerramos los bodes y pintamos con huevo.
Yo suelo pintarla una vez, espero que se seque y vuelvo a pintar ( así el color que obtenemos al hornear será más dorado).

Con el horno precalentado a 190 º, dejarla hornear por espacio de 20-30 minutos. Cuando la veais con un bonito color dorado, estará lista.

Algunas observaciones:

- Se puede hacer la masa, y montar la empanada el día antes, llevandola a la nevera toda la noche ( ya que tiene poca cantidad de levadura), con solo tener que hornearla al día siguiente. Si tenemos mucho que preparar se agradecerá bastante tener que hornear nada más.

- Se puede cambiar el atún, por cualquier  otro relleno, el proceso sería el mismo, salvo que si el ingrediente está crudo, habría que tenerlo al fuego encendido hasta que estuviese medio hecho ( se terminará en el horno)

- Hay que cuidar que en el relleno no quede demasiado aceite/liquido, pero tampoco que nos quede seco. Esa es siempre mi máxima dificultad. Si se queda mucho aceite/liquido, el calor de horno hará que se nos salga de la empanada. Si nos quedamos cortos, nos quedará una empanada seca y dura. Yo siempre prefiero pasarme por exceso que por defecto.

- Suelo hacer un corte en forma de cruz en el centro de la tapa, ya que así evito que se forme una burbuja de aire dentro y que se deforme.

- Es conveniente no amasar sobre una superficie fría, mejor sobre una a temperatura ambiente.

- Los ingredientes mejor todos a temperatura ambiente, ahorraremos tiempos de cocción.

- Si se hace el relleno con aceite de girasol, envitaremos que se repita, aunque nosotros preferimos el sabor del de oliva.

- Para hacer la masa, si el relleno es de atún, y no tengo aceite del relleno, suelo poner la mitad de aceite del aceite del atún, así no nos quedará tan sosa.

- Como soy un poco quisquillosa, me gusta usar pimentos de asar, porque así puedo quitarles la piel para cocinarlos, me parece que queda el relleno muchísimo más fino.

- Si os queda algo para el día siguiente, aun está mas buena, si cabe.
Espero que os guste.
Leer más...

1/10/2010

Sandwich Red Velvet con Cream Cheese Frosting.

Es mi tercer Red Velvet (aunque debo decir que es el que menos me gusta como ha quedado) desde que hace casi un par de años descubrí las cupcakes en El rincón de Bea. Antes no tenía ni siquiera conciencia de que existiera.

Es un bizcocho rojo muy popular en el sur de los Estados Unidos, en su origen, se supone que el color rojizo se lo daban la mezcla del cacao, el suero de leche y el vinagre, pero como ahora el cacao ya no es el de antes, pues en todas las recetas se le añade colorante rojo.
Después de verlo en este post, y en otros ( que ahora no recuerdo) todo el mundo hablaba de su dificultad, y como yo soy así, pues ala, me tiré de cabeza y a la mínima que tuve ocasión lo hice.

Es muy curioso ver el rechazo que produce su color, al principio, y como una vez que lo han probado, repiten y repiten y repiten. Realmente curioso.


Ingredientes
125 gr harina
150 gr azúcar
1/2 cucharadita bicarbonato sódico
1/2 cucharadita sal
1/2 cucharadita cacao en polvo
1 huevos grandes
125 ml de aceite de girasol ( tal y como recomienda Bea)
120 ml suero de leche
Una gota colorante rojo alimentario en gel.
2.5 ml vinagre de manzana
2.5 ml extracto de vainilla

Preparación:
Precalentar el horno a 175º
Mientras, mezclamos en un bol todos los ingredientes secos ( harina, azúcar, cacao en polvo, bicarbonato y sal) los tamizamos para deshacer los grumos y los reservamos.
En otro mezclar los restantes ( yo los pongo por este orden: huevos, aceite, suero, vinagre, vainilla y por ultimo el colorante) e ir incorporando poco a poco los ingredientes secos, en dos o tres veces, y sin remover excesivamente. Solo hace falta que queden integrados, de tal forma que no importa si nos queda algún grumo de harina. Luego en el horno se deshacen.

Para el suero de leche ( o buttermilk), se puede comprar en algunos supermercados, pero yo prefiero hacerlo de la siguiente forma: 300 ml de leche, 2 cucharadas de vinagre de manzana. Remover y dejar reposar. Pasados unos 15 minutos, pasar por un colador de tela, y medir. (Bea, ejemplo lo pone tal cual sin pasar por el colador. yo lo he probado de las dos formas y prefiero colarlo) 
En este caso, como no quería un bizcocho demasiado grande,tan solo una plancha, lo horneé en un molde cuadrado y estuvo en el horno, entre 15 y 20 minutos, hasta que la aguja salió limpia ( nunca falla)
Si lo desmoldamos caliente, se rompe ( doy fe) así que mejor frío.

Cream Cheese Frosting

Ingredientes:
250 gr. queso de untar ( temperatura ambiente)
185 gr. de mantequilla ( temperatura ambiente)
2 cucharaditas de extracto de vainilla
500 gr. azúcar glass

Preparación:
Con la batidora de varillas batir el queso, la mantequilla y la vainilla e ir incorporando poco a poco el azúcar glass.

Es vital que, tanto la mantequilla como el queso, estén a temperatura ambiente, si no os ocurrirá como a mi. Se me olvidó sacarlos del frigo, y como no podía esperar, lo preparé con ambos ingredientes fríos, y claro, no quedó una crema con cuerpo suficiente como para servir para cubrir el bizcocho, sino quedó más bien como  unas natillas frías.

Aunque debo decir que en este caso, como el bizcocho no tenía altura, no me disgustó el resultado, si bien es cierto, que no llegué a incorporar todo el azúcar, cuando había incorporado 400 grs me pareció demasiado empalagoso ( todos lo comentaron, después), aunque ahora no sabría deciros si fue como consecuencia de que los ingredientes estaban fríos o no ( tendré que probar otra vez....)

Montaje:

Colocar una plancha de bizcocho, extender el relleno y dejar caer la otra plancha.
Cubrir con la crema de queso.

Queda un bizcocho de un sabor agradable y muy jugoso. Os lo recomiendo.
Esta foto también es de mi hermanita. Le puso cara de asco al trozo, pero en cuanto lo probó, se le curó todo. Eso si, hasta que no lea el post no va a saber lo que el bizcocho llevaba.
Leer más...
Blogging tips