26/11/2014

Pan de jamón, higos secos y nueces[ pan típico navideño venezolano]

Pan de jamón.
Receta que poco a poco se ha extendido por toda Venezuela desde que en 1905 ( que es cuando se data el nacimiento de esta pan dulce).

Es básicamente un  masa de pan enriquecida,  pan brioche relleno, en sus orígenes sólo de jamón, más adelante se le añaden aceitunas, pasas, etc..., en casa como no son amantes de las aceitunas, hemos optado por una versión más moderna y tentadora, rellenarlo con jamón cocido, higos secos y nueces.

Para la masa de brioche, hemos usado la misma que para el pan de algarrobas y  vainilla, que tan buenos resultados nos ha dado. Solo que en esta ocasión, no hemos preparado esponja, sino que ha sido por el método directo. Y nos ha encantado el resultado.



Esta el la propuesta de este mes para el reto panarra de Bake The World


Ingredientes:

300 gramos de harina de fuerza
190 gramos de leche semidesnatada
12 gramos de levadura fresca
45 gramos de azúcar
15 gramos de azúcar invertido***
50 gramos de mantequilla temperatura ambiente
6 gramos de sal

Unas lonchas de jamón cocido cortadas finas
Higos secos cortados por la mitad y aplastados
Nueces del país.

Un huevo batido para pintar.

Además necesitamos: el horno precalentado a 180º, 1 cuenco, una amasadora ( opcional) film transparente, papel de horno y  un pincel,



Preparación:

Poner todos los ingredientes de la masa del pan, menos la mantequilla en el vaso de la amasadora, o en el cuenco y amasar hasta integrar.
Añadir luego la mantequilla y volver a amasar hasta que esté bien integrada y nos quede una masa suave y manejable.

Darle forma de bola y dejar levar, una hora y media más o menos.

Extender la masa con forma rectangular, y cubrir con el jamón cocido, las nueces y los higos.
Comenzar a enrollar desde el lado más estrecho.

Colcocar sobre la bandeja del horno donde vayamos a hornear, y dejar reposar, otra hora, lejos de corrientes.

Precalentar el horno.

Pintar con el huevo batido y llevar al horno durante 35 minutos, hasta que tenga un bonito color dorado (si antes de llegar al tiempo vemos que está demasiado tostado, tapar con un papel de aluminio y dejar cocer).

 Dejar enfriar completamente sobre una rejilla y tomar.

*** En caso de no tener azúcar invertido, sustituiremos su peso por azúcar normal. Os añadiré que el azúcar invertido no es necesario, aunque si lo tenemos, hará que nuestra bollería se mantenga más tiempo tierna, nada más.
Leer más...

24/11/2014

Petit choux rellenos de mousse de café y caramelo.

Petit choux  de caramelo, rellenos de mousse de café. Un  nombre larguísimo para un bocado sublime que acompaña el café de la tarde del domingo. ¿Que os parece? 

petit choux

Hacía muchos meses que no participaba en el Reto de Tía Alia, por distintos motivos, pero este mes, que el anfitrión es Cocinando con Neus, cuando vi la receta dulce, me apeteció muchísimo participar. Porque el café me encanta, porque la idea de una mousse ligera me parecía sugerente, No tengo el gusto de conocer a Neus, pero seguro que a raíz de este reto nos conocemos un poco mejor.



Ingredientes 
Masa choux:
125 ml de agua
55 gramos de mantequilla
70 gramos de harina
1 gramo de sal
30 gramos de azúcar
2 huevos medianos

Mousse de café ( siguiendo fielmente la receta de Tía Alía):
1 clara de huevo
1 yema de huevo
50 gramos de azúcar
1 taza pequeña de café expreso, frío

Para el caramelo:
3 cucharadas de azúcar 
Unas gotas de zumo de limón.

Además necesitamos, un cazo con el fondo grueso, una cuchara de madera, una lengua de gato, una boquilla redonda o estriada, para hacer los petit choux y otra para rellenarlos, dos mangas pasteleras, una batidora de m ano, un peso, un vaso de batidora, una bandeja de horno, papel para horno, una espátula, una rejilla, una brocheta y el horno precalentado a 200 grados.



Para la masa choux,

Pondremos a calentar en un cazo el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar.
Cuando arranque a hervir, echar de golpe la harina tamizada y remover enérgicamente, con una cuchara de madera, intentando desbaratar los grumos que hayan podido quedar.

Apartar del fuego, dejar enfriar un poco y añadir los huevos uno a uno, de forma que no añadiremos el primero hasta que el segundo no esté completamente integrado.

Poner en una manga pastelera.
Colocar el papel de horno sobre la bandeja, fijandolo con un poco de mantequilla si es necesario,  y hacer los petit. Si nos queda algún pico, con el dedo mojado en agua lo suavizaremos.

Llevar al horno, a 200º los primeros 5 minutos y a 180 gramos después, durante 25-30 ( dependerá de lo grueso que sena nuestras piezas y de nuestro horno, ya sabéis que casa horno es un mundo). 
Cuando los petit choux estén completamente fríos poner el azúcar con el zumo de limón, en un cazo a fuego medio, sin remover, hasta que empiece a tomar color dorado.

Retiraremos del fuego y pasaremos los petit uno a uno con cuidado de no quemarse ( no hay nada peor que una quemadura por caramelo) y los dejaremos enfriar con cuidado de que no se peguen. Además les haremos un agujero en la base, dejándolos totalmente preparados para rellenar. 


Para hacer la mousse de café, montaremos la clara de huevo con el azúcar a punto de nieve.

Tomaremos 6 cucharadas del café y las mezclaremos con la yema.
Con una lengua de gato, y con movimientos suaves integraremos la mezcla de yema con el merengue.

Meter en la manga pastelera y reservar en el frigo.

Rellenar los petit y servir sobre la marcha.



Leer más...

21/11/2014

Elcairs de vainilla y dos chocolate [masa choux]

He tenido una semana de los más intensa, ni tiempo de entrar en la cocina me ha dado. Suerte que hoy os puedo dejar, para que los probéis el finde este manjar, estos ECLAIRS RELLENOS DE VAINILLA Y DOS CHOCOLATES.

En casa este tipo de preparaciones vuelan, se esfuman, casi diría que se desintegran tal y como salen de la cocina. Esta vez el relleno ha sido a mi gusto, una crema pastelera rápida, deliciosa.

No es la primera masa choux que uso, pero si es la que más nos ha gustado en sabor y en forma de trabajar. Así que ya tenemos otra receta fija.



Ingredientes ( para 8 unidades)
Masa choux:
125 ml de agua
55 gramos de mantequilla
70 gramos de harina
1 gramo de sal
30 gramos de azúcar
2 huevos medianos

Crema de vainilla:
250 ml de leche semidesnatada
2 yemas de huevo
1 c.s. de maicena
Un poco de pasta de vainilla
2 c.s. de azúcar

Cubierta:
Chocolate negro al 70%
Chocolate blanco para postres

Además necesitamos, un cazo con el fondo grueso, una cuchara de madera, una lengua de gato, una boquilla redonda o estriada, para hacer los eclairs, otra para rellenarlos y otra para el chocolate, tres mangas pasteleras, un peso, un cuenco, un vaso, una bandeja de horno, papel para horno, una espátula, una rejilla, una brocheta y el horno precalentado a 200 grados.

Preparación:
Para la masa choux,

Pondremos a calentar en un cazo el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar.
Cuando arranque a hervir, echar de golpe la harina  tamizada y remover enérgicamente, con una cuchara de madera, intentando desbaratar los grumos que hayan podido quedar.

Apartar del fuego, dejar enfriar un poco y añadir los huevos uno a uno, de forma que no añadiremos el primero hasta que el segundo no esté completamente integrado.

Poner en una manga pastelera, y hacer los eclairs.
Llevar al horno, a 200º los primeros 5 minutos y a 180 gramos después, durante 25-30 ( dependerá de lo grueso que sena nuestras piezas y de nuestro horno, ya sabéis que casa horno es un mundo).

Para hacer la crema pastelera:

Poner todos los ingredientes en un cazo, y batir con la batidora de mano, hasta que no quede ningún grumo.

Poner a fuego lento, sin dejar de remover hasta que espese.
Reservar a un cuenco y enfriar. Cuando esté fría poner en una manga pastelera con una boquilla para rellenar.


De la cubierta de chocolate:

Derretir el chocolate negro en el micro, de 30 en 30 segundos, para que no se nos queme.

Derretir igualmente el choco blanco, pero al baño maría, porque es mucho más delicado. Poner en una manga con una boquilla redonda del 2.

Una vez fríos los eclairs, coger la manga pastelera con la crema, hacer un par de agujeros en la bse de cada eclair ( uno a cada lado) y rellenar con la crema.

Usar la brocha para pintar con chocolate la cubierta y con la manga pastelera rellena de choco blanco hacer las líneas, una vez estén todas, pasar una brocheta para hacer el dibujo.


Leer más...

17/11/2014

Perdices escabechadas

Este año, gracias a mi hermana y mi cuñado, han caído en mis manos tres magnificas perdices de caza, estaban hermosas.Además han llegado a mis manos limpias de plumas, visceras y plomos (hemos puesto a mi papa a trabajar).

De repente me acordé de que la madre de una amiga mía, desde estás fechas está limpiando y congelando perdices para ponerlas en la CENA DE NAVIDAD en escabeche, y me puse manos a la obra.



Primero, pensando en nis amigas caroliNenses, pensé en hacer paté de perdiz, pero más tarde decidí tomarlas tal cual, que hacía mucho que no las tomaba. Con las próximas ya tengo que hacer.

Tenía la impresión de que me las iba a tener que comer yo sola, porque reconozco que me encantan, pero cual ha sido mi sorpresa, que de tanto a mi padre, como a mi cuñado les han encantado. Así que no tengo muy claro si volverán a caer en mi manos, o tendré que comprarlas..........



Ingredientes:
3 perdices limpias de plumas, evisceradas y sin plomos
1.5 vasos de yogurt* de aceite de oliva virgen extra
3/4 de vaso de yogur de vinagre de vino de jerez
2 hojas de laurel
Tomillo
Romero
3 zanahorias
1 cebolla cortada en rodajas gruesas
1 cabeza de ajos partida por la mitad.
Pimienta y sal

Además necesitamos, una cacerola donde quepan nuestras perdices. Y mucha paciencia.


Preparación:
Repasar las perdices, para que no quede ninguna pluma, ninguna viscera ni ningún plomo.
Lavarlas debajo del chorro del grifo, por dento y por fuera y secarlas. Atarles las patas, para que mantengan la forma.

Salpimentar bien, por dentro y por fuera.

Poner medio vaso de aceite en la cacerola, y a fuego suave dorar las perdices por todas partes.
Cuando estén doradas, sacar a un plato y reservar.

Disponer en el fondo de la sarten, las zanahorias, la cebolla cortada en rodajas, la cabeza de ajos partida por la mitad. Colocar encima las perdices, y añadir el resto del aceite, el vinagre, las hojas de laurel, una cucharada de tomillo y una de romero.

Yo no añado agua, a pesar de ser caza, como cuecen a fuego muy lento, unas dos horas, aproximadamente, se ponen tiernas sin necesidad de añadir más líquido.

Pasado ese tiempo, pongo todo el contenido en una fuente de cristal, y la tapo con film, o con su tapadera, y las dejo enfriar a temperatura ambiente. Una vez frías, las meto en la nevera, y las dejo al menos 24 horas reposando. A partir de ese momento las podéis tomar cuando queráis. Tan tan solo tenéis que templarlas, que es como a mi me gustan.


* En casa, normalmente las medidas siempre son vasos de yogurt de los de cristal, aunque cada día son más difíciles de encontrar en los supermercados.


Leer más...

15/11/2014

Buttermilk Bundt cake de frambuesa

Como han cambiado mis meriendas estos bundt cakes.Es de esas cosas que si te cuentan, nunca te crees, y es que aunque soy fan acérrima de nuestro bizcochos, este Buttermilk Bundt cake con mermelada de frambuesas y glaseado de frambuesa, es excepcional.

Existen tanto bundt como recetas hay en el mundo, pero este en concreto, es el que más gusta en casa, es jugoso, esponjoso, y sobre todo aguanta bien varios días.





Hoy se celebra el día National Bundt Cake y no me lo quería perder. Así que acudo a la convocatoria que I Love Bundt Cake recoje,


Ingredientes:
310 gramos de harina de repostería
170 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
3 huevos
225 gramos de azúcar normal
165 gramos de buttermilk*
1 cucharada de levadura
1 cucharada de bicarbonato sódico
3 c. s.Mermelada de frambuesa

1 pizca de colorante rosa
Unas gotas de aroma de frambuesa
200 gramos de azucar glas
2 cucharadas de agua
Unas gotas de limón.

Además necesitamos, un molde de bundt cake ( uno de metal o de silicona como el mío), el horno precalentado a 175 gramos, una batidora con pala, una lengua de gato, un peso, un cuenco grande, un tamizados, un vaso medidor, encamisar el molde y una rejilla.

Preparación:

Encender el horno, mientras preparamos nuestra  masa, se calentará.

*Poner en  vaso medidor 160 ml de leche, y añadir el zumo de medio limón. Remover y reservar.

Poner el azúcar, la sal, y la mantequilla a temperatura ambiente en la batidora con la pala. Batir a velocidad media, durante 4 minutos, hasta obtener una mezcla cremosa. Es un paso esencial para obtener el aire necesario para que nuestro bundt se quede suave y esponjoso.

Añadir los huevos, de uno en uno y ligeramente batidos. De forma que no añadiremos el segundo hasta que el primero no esté completamente incorporado.

Tamizar la harina con el bicarbonato y la levadura, una par de veces, para que queden bien aireadas.

Añadir un tercio de la mezcla de la harina a la mantequilla, removiendo lo justo para integrar.
Añadir la mitad del buttermilk, remover.
Añadir otro tercio de harina y el resto de los líquidos, para acabar con la harina.

Llevar al horno, durante 45-50 minutos. Pinchando antes de sacar, para comprobar que el tester sale limpio.

Sacar del horno y colocar sobre una rejilla, dejar reposar entre 5 y 10 minutos y volcar sobre la rejilla donde lo dejaremos hasta que esté totalmente frío, para poder cubrir con el glaseado.

Para hacer el glaseado mezclar el agua, el azúcar, el aroma de frambuesa, las gotas de limón, y el colorante ( debe quedar con la textura de la cola de carpintero, más o menos).

Y cubrir el bundt y no mover hasta que esté completamente seco. Así evitaremos que se resquebraje.

Y a disfrutar.
Besos.


Leer más...
Blogging tips