11/4/2014

Torrijas al jerez dulce [con almíbar ligero de canela]

O las torrijas clásicas de mi casa.





Y es que cuando las cabezas pensantes se unen, no ha lugar a nada más que a genialidades.
Todo nace en el #GastroAvoe2014  donde vio su vida por primera vez el torrijonut!!! Yo creo que no hay forma de explicar cuanto nos reímos aquella noche.

Y como para estas cosas mi Conxy es única, pues aquí está el #diadelatorrija!!!!
Llevo tarde a publicar ( con lo que odio llegar tarde a una cita) pero más vale tarde que nunca así, que a ello!!!
Con esta torre de torrijas os dejo hasta la semana que viene, que necesitamos unas minivacas.
Que tengáis buen finde y por supuesto buena Semana Santa.

Ingredientes:
1 barra de pan para torrijas ( o bien pan sobrante del día anterior)
Medio litro de cream de jerez
3 huevos
Aceite de oliva para freír.
2 medias de agua
1 medida de azúcar
1/2 cucharadita de canela en polvo


Preparación:
Cortar el pan a rebanadas como de un dedo de gruesas.
Pasarlas por el vino, el tiempo justo para que mojen un poco.
Pasarlas por los huevos batidos, y freírlas en aceite caliente.
Mientras, poner el agua, el azúcar y la canela en un cazo y llevar a hervir. Manteniendo el hervor 5 minutos.

Disponer las torrijas en una fiambrera y regar con el almíbar templado ( yo lo voy añadiendo a lo largo del día, poco a poco para que las torrijas queden empapadas pero no nadando, manías que tiene una)

Mucho mejor de un día para otro.

Un millón de besos.
Leer más...

9/4/2014

Salzburger Nockerl para #cocinadecine [The Sound of Music]

 Título original: The Sound of Music
Año: 1965
Duración:172 min.
País:Estados Unidos
Director:Robert Wise
Guión:Ernest Lehman
Música:Richard Rodgers & Oscar Hammerstein II
Fotografía:Ted McCord
Reparto:Julie Andrews, Christopher Plummer, Richard Haydn, Eleanor Parker, Peggy Wood, Heather Menzies, Charmian Carr, Anna Lee, Marni Nixon
Productora:United Artists
Género:Musical | Familia. Años 30
Sinopsis: Austria, 1938. María es una alegre novicia que abandona la abadía para convertirse en la institutriz de los siete hijos de un militar retirado, el capitán von Trapp, viudo desde hace poco tiempo. La casa de los von Trapp funciona como un cuartel, pero María consigue devolver la alegría a los niños y ganarse su respeto y cariño. (FILMAFFINITY)
Premios:
1965: 5 Oscars: Película, director, sonido, bso (adaptada), montaje. 10 nominacione
1965: Globos de Oro: Mejor película y actriz (Andrews) -Comedia/Musical. 4 nom
1965: Premios David di Donatello: Mejor actriz extranjera (Julie Andrews)
1965: Círculo de críticos de Nueva York: Nominada a Mejor actriz (J. Andrews)


Y es que adoro los musicales. Cuando April's Kitch convocó el concurso #cocinadecine por su Tercer Aniversario, lo tuve clarísimo, aunque descarté la idea. Está claro que la primera intención es siempre la que vale, así que la he retomado y aquí está mi plato dulce para mi película preferida.


Es cursi, es pastelosa, es repelente, es ingenua, es irreal, es alegre, es optimista, es colorista, es adictiva. Es sobre todo una historia de amor, maternal, conyugal....Quizás le sobren algunos números musicales, pero es una música que remueve el corazón.

No es una película para aquellos que buscan en el cine crónica social o críticas o un mundo subversivo, es una película para dejarse envolver, para disfrutar con todos los sentidos.

Yo, que he recorrido las calles de  Salzburgo y sus jardines, he cerrado los ojos y visto a la Familia Von Trapp, vestida con tela de cortinas, cantando el DO-RE-MI, a voz en grito, y no los he imitado por no hacer pasar vergüenza ajena a mis acompañantes.

Yo, que fue de las prímeras películas que le puse a mi peque ( en versión original, porque del doblaje al español mejor no hablar) cuando tan solo tuve la certeza de podría ver las imágenes, yo que aún hoy la veo de vez en cuando, a escondidas, como quien comete un delito, no podía elegir otra peli.

Y para tan tierna película, no podía sino elegir un postre ligero y dulce un soufllé, que además es un plato típico de la ciudad donde se desarrolla la trama de la película, que simula sus montañas nevadas, ¿se puede pedir mas?



         Ingredientes: (para dos moldes como este)
6 claras de huevo grandes
1 pizca de sal
2 cucharadas de harina de repostería
1 cucharada de fécula de maíz o maicena
80 gramos de azúcar normal
1/2 cucharada de vainilla en polvo
4 yemas de huevo
Ralladura de un limón
1 cucharada de mantequilla
Azúcar glas 
Mermelada de frutos rojos ( opcional)



Preparación:

Precalentar el horno a 220º.
Montar las claras con la sal y la mitad de azúcar, añadir el resto poco a poco hasta que queden muy muy firmes.
Mezclar las yemas de huevo con la vainilla y la ralladura de limón.
Añadir a las claras las yemas, y las harinas. E integrar con movimientos envolventes.

Pintar un molde ovalado con la mantequilla o margarina.
Disponer la mezcla formando montañas.
Meter al horno y dejar 12 minutos.
Sacar de horno y espolvorear con azúcar glas.
Servir inmediatamente antes de que el souffle baje.

Como opción podemos poner  una cama de mermelada de frutos rojos dentro del molde, o en los platos para servir.

Leer más...

7/4/2014

Crepes de acelgas rellenos [ de salmón ahumado]

No estoy muy segura de que el hecho de que mi hermano y mi cuñada tengan en el jardín un pequeño huerto ecológico donde las acelgas campan libremente sea el motivo por el que este año el consumo de acelgas en mi casa esté por encima de la media. Y es que probablemente el hecho de poder escoger que hojas llevarte sea un condicionante.

Hoy os voy a contar las maravillas de esta noble planta en la cocina, que en crudo también las tiene, pero eso lo dejamos para otro momento:  es la verdura más abundante en folatos ( vitamina que interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos), en la síntesis del material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. Tiene importante cantidades de beta-carotenos ( provitamina A) enmascarados en su clorofila, es rica en sodio, yodo, hierro, calcio y magnesio.


Para la conservación de todos sus beneficios es importante su forma de preparación, en esta ocasión, como solo hemos usados los hojas, los tallos los hemos guardado para preparar un buen potaje de vigilia, lo hemos hecho al vapor. Las hojas tardan un poco más es estar tiernas que si las cocemos en agua directamente, pero así nos aseguramos que van a conservar gran cantidad de sus propiedades, que de otra forma perderían.

Ingredientes (para unas 12 piezas de 14 cm de diámetro):
1 huevo pequeño
60 gramos de harina
6 gramos de sal
100 gramos de hojas de acelgas cocidas
125 gramos de leche semidesnatada
20 gramos de aceite de oliva.

Para el relleno, salmón ahumado, en finas lochas.

Para la salsa:
1 yogur natural
2 cucharadas de mayonesa ( casera a ser posible)
1/2 cucharada de mostaza de Dijón
Media cebolleta finamente picada
Y un poco de orégano, o eneldo ( el que tengáis)


Preparación:
Poner todos lo ingredientes en el vaso de la batidora y triturar hasta que quede una masa ligera y sin grumos.
Poner un poco de aceite en una sartén anti-adherente, y verter 3 cucharadas soperas de la mezcla ( a fuego medio, de 0 a 6, en el 4 y medio) repartir por el fondo de la sartén,  esperar que cambie de color completamente y dar la vuelta.

Para la salsa mezclar todos los ingredientes y reservar en la nevera hasta el momento de servir.

Sacar a un plato. Dejar enfriar, rellenar con láminas de salmón, y colocar un poco de salsa por encima.

Leer más...

3/4/2014

Crema ligera de alcauciles con jamón y piñones [ o de alcachofas]

La alcachofa 
de tierno corazón 
se vistió de guerrero, 
erecta, construyó 
una pequeña cúpula, 
se mantuvo 
impermeable 
bajo 
sus escamas, 
a su lado 
los vegetales locos
se encresparon (....) 

Oda a la Alcachofa (Odas Elementaless, Pablo Neruda)


O los adoras, o los odias, con los alcauciles no hay término medio.
Y en casa tenemos para los dos gustos, yo que no me puedo resistir a prepararlas y el resto que no le hace tanta gracia.

Como ha vuelto a llegar el agua y el fresco, hoy os propongo, una sopa de alcachofas con piñones y jamón serrano, que podemos convertir en una crema o un puré si añadimos una patata a  la cocción ( que le aportará espesor y más cremosidad)

Al sabor astringente de la alcachofa le vienen de perlas, el dulzor de los piñones y el salado y crujiente del jamón serrano salteado.


Ingredientes ( para cuatro raciones)
5 alcauciles limpios y pelados
3 cebolletas tiernas
la parte verde de un puerro ( solo la que se considera comestible)
2 cucharadas soperas de AOVE ( Valle de Ricote)
Agua
Leche semidesnatada (opcional, la de la foto, por ejemplo no tiene)
Jamón serrano a taquitos
Piñones tostados
Sal
Pimienta


Preparación:
Limpiar las alcachofas, quitando el tallo y las hojas más duras. Partirlas en cuartros ( si no queréis que se oxiden, podéis frotarlas con limón, o meterlas en agua con un poco de harina, yo prefiero no hacer nada de eso, tampoco importa si se ponen un poco oscuras, al menos en este caso)
En una cazuela honda, poner a calentar el aceite y saltear el jamón el taquitos. Sacar y reservar.
En ese mismo aceite pochar las cebolletas tiernas cortadas en rodajas, junto con el puerro.
Cuando estén tiernas, unos 8 minutos, añadir las alcachofas, saltear durrante 5 minutos y cubrir de agua,m para cocer a fuego lento, hasta que se deshagan.

Con el pasapurés o la batidora, triturarlo todo, pasar por el chino para eliminar todas las hebras. Añadir un poco de leche ( al gusto) si queréis suavizar la mezclar. Una vez que hayamos incorporado la leche, procuraremos que la sopa no hierva.

Justo antes de servir incorporar los piñones y el jamón.
Desgustar caliente.

Nos leemos el lunes.
Besos

Leer más...

1/4/2014

Tarta de yemas y piñones [ para dos]

Un pequeño capricho, una proposición personal cumplida.
Y es que me apetece tanto meterme de lleno en la repostería tradicional  que esta tarta la he preparado dos veces seguidas. Una para el macro cumple de mi peque y otra vez en esta versión pequeña, sólo para dos.

Seguramente a lo largo de este año haré algunas cosas más de este tipo, probablemente sólo para dos.............

Poco se puede decir de esta magnífica tarta, salvo que si es posible uséis para hacer la yema huevos ecológicos, no tiene punto de comparación ni en sabor, ni en color ( para muestra solo tenéis que comparar la capa de yema del corte - con un huevo comprado- y la capa de tema de la cobertura - con un huevo de los de mi tía).


Ingredientes: (Con las cantidades propuestas salen una tarta de 15 cm de diámetro)
Una placa de bizcocho para rellenar:
4 huevos, 125 gramos de azúcar, 125 gramos de harina, sal.

Almíbar de vainilla:
75 gramos de azúcar, 75 gramos de agua, pasta de vainilla.

Yema:
4 huevos ecológicos pequeños
200 gramos de azúcar
100 gramos de agua
1 cucharadita de maicena

Manta montada azucarada
Azúcar y un soplete de cocina
Piñones crudos que deberemos tostar.

Preparación:
Del bizcocho:
Batir los huevos con el azúcar y la sal hasta que hayan triplicado su volumen.
Añadir la harina tamizada con movimientos envolventes, para que los huevos no bajen.
Engrasar un papel de horno, y llevar al horno precalentado a 175º durante 15 minutos ( hasta que esté dorado). Deslmodar y reservar.

De la yema:
Con el agua y el azúcar hacer un almíbar suave ( debemos dejar hervir unos 3 minutos).
Batir los huevos con la maicena.
Añadir en forma de hilo, el almíbar caliente al huevo, sin dejar de batir, y muy despacio. Cuando esté todo el líquido incorporado, volcar en el cazo y mantener al fuego, removiendo continuamente hasta que espese. Reservar.

Tomar una sartén antiadherente, y cubrir el fondo con piñones, no debemos dejar que se nos amontonen, porque unos se quemarían y otros quedarían crudos. A fuego medio, y sin dejar de remover, para que no se quemen, mantener hasta que tengan un bonito color dorado. Dejar enfriar completamente.



Montaje:
Cortar del bizcocho tres discos iguales, y usar una brocha para pintar con almíbar.
Sobre el primer disco, colocar la mitad de la yema, ajustar el segundo, y extender la nata ( si lo hacéis manga y boquilla quedará mucho más uniforme y será más fácil)
Colocar el último disco.

Llevar a la nevera, para que tanto la yema como la nata se asienten bien y nos permitan repartir la cobertura, una hora.

Sacar y extender el resto de la yema, de forma generosa.

Cubrir la parte de arriba de azúcar, y caramelizar con el soplete.
Repartir por los laterales los piñones tostados.
Tomar fresquita.

Nos leemos el jueves!!
Besos.
Bego
Leer más...